Las maravillas curativas del agua de pera: aprende a prepararla en casa

La pera es una fruta con un gran poder antioxidante, destaca por su aporte en vitaminas y minerales. Consumirla en agua brinda extraordinarias bondades nutricionales y medicinales
Las maravillas curativas del agua de pera: aprende a prepararla en casa
La pera contiene antioxidantes y flavonoides que la vuelven un extraordinario aliado para combatir la inflamación.
Foto: /Shutterstock

Probablemente la pera no se encuentre en tu selección de frutas predilectas, de hecho tiende a ser algo ignorada, sin embargo vale la pena detenerse a conocer sus espectaculares beneficios nutricionales y terapéuticos. La pera es una fruta que tiene la ventaja de estar disponible durante cualquier época del año, es jugosa, dulce y refrescante, se destaca por contener cerca de un 80%  de su composición en agua por lo que es muy fácil de digerir y también esta cualidad le otorga beneficios diuréticos. Entre sus grandes ventajas se encuentra en su particular riqueza en vitaminas A, B1, B2, B3, C, E y K, de igual manera destaca por su grandioso aporte en minerales entre los que se encuentran el ácido fólico, calcio, potasio, boro, cobre, fósforo, hierro, magnesio, sodio y azufre. 

Es una fruta con un gran poder antioxidante que se destaca  por su capacidad de retrasar el envejecimiento de las células. Una extraordinaria alternativa para integrar la ingesta de pera en tu dieta es prepararla en agua, sin duda sus beneficios curativos te sorprenderán.

Los inigualables beneficios del agua de pera:

1. Gran aliado para limpiar el estómago

El agua de pera se destaca por su alto contenido en fibra dietética, de hecho se estima que con el simple hecho de comer una pera se obtienen cerca del 18% de los requerimientos de fibra diaria. Debido a esto es una bebida que mejora considerablemente la salud intestinal, también se destaca por su capacidad de estimular la secreción de jugos gástricos y digestivos, regula los movimientos intestinales y reduce los episodios de estreñimiento y diarrea. 

2. Fortalece al sistema inmunológico y previene gripes

Esta bebida natural se destaca por su alto contenido en vitamina C es por ello un extraordinario aliado para estimular la producción y actividad de las células blancas en la sangre. Resulta un gran aliado para reponer al organismo de infecciones en vías respiratorias y combatir gripes o catarros. 

3. Regula la presión arterial

La pera se destaca por ser una de las frutas con mayor contenido en potasio, especialistas en nutrición confirman los beneficios de la pera para mejorar la salud del corazón; lo cual se deriva en una importante reducción de los niveles de presión arterial alta y también la tensión, por lo que se previene la formación de coágulos. En general el flujo de sangre de todo el cuerpo mejora y se logran oxigenar los órganos mucho más eficazmente.

4. Promueve la pérdida de peso y aumenta la saciedad

Un vaso de agua de pera brinda 6 gramos de fibra soluble, la cual se destaca por estar compuesta por una sustancia que tiene la virtud de adherirse a las paredes intestinales y aumenta considerablemente la sensación de saciedad. Esto se complementa con su bajo aporte calórico y alto contenido en agua, que le brinda beneficios depurativos que ayudan a perder peso de manera natural y eficaz.

5. Reduce los altos niveles de colesterol en la sangre

Debido a su alto aporte en fibra soluble resulta una bebida indispensable para mantener a raya los niveles de colesterol en la sangre, esto se debe a su capacidad de combatir la acumulación de estos lípidos en las paredes arteriales y en la entrada de los órganos vitales. 

6. Te mantiene joven

La pera es una fruta con un gran poder antioxidante que protege a la piel del envejecimiento prematuro causado por la oxidación excesiva, también es un gran aliado para eliminar a los radicales libres que se acumulan en el cuerpo. 

¿Cómo preparar el agua de pera?

Necesitarás:

  • 5 peras verdes
  • 2 limones orgánicos
  • 500 ml de agua purificada
  • 5 hojitas de menta fresca
  • Hielos al gusto

Modo de elaboración:

  1. Lava bien las peras, deberás dejar su cáscara para obtener la fibra, pícalas en cubitos medianos y retira las semillas.
  2. En el vaso de la licuadora agrega la pera, el agua, el jugo de limón recién exprimido, las hojitas de menta y licúa hasta obtener un líquido suave y terso.
  3. Agrega hielo al gusto y consume a lo largo del día, es un extraordinario aliado para mantener al organismo hidratado y mejorar el funcionamiento digestivo.