Policía acusado de matar a su hijo autista dice que no puede pagarse un abogado

Los sindicatos sólo representan a agentes en casos relacionados con el trabajo
Policía acusado de matar a su hijo autista dice que no puede pagarse un abogado
Michael Valva está preso desde el 24 de enero
Foto: captura cbs news / Cortesía

Michael Valva, deshonrado policía de tránsito de Nueva York acusado de la muerte su hijo autista Thomas (8), se quejó en la corte familiar el jueves de que está en quiebra y no puede pagarse un abogado.

Valva (40) hizo la declaración durante una audiencia en el Tribunal de Familia del Condado Suffolk, donde él y su novia Angela Pollina (42) están acusados ​​de abusar severamente de sus seis hijos compartidos: tres varones de él y tres niñas de ella.

“No tengo un abogado”, le dijo Valva al juez Frank Tatone. “No puedo pagarme uno”. “Todo lo que sé es que no tengo acceso a fondos ni nada”, murmuró el acusado, según New York Post.

Valva incluso afirmó que no tenía ni  una moneda para hacer una llamada desde el Centro Correccional del Condado Suffolk, donde fue encerrado sin derecho a fianza por un cargo de homicidio tras la muerte inducida por la hipotermia de su hijo.

Además, Valva también parecía no tener idea de su actual situación laboral. Desde su arresto el 24 de enero, ha sido suspendido de NYPD sin paga.

El jueves, cuando el juez Tatone le preguntó si el sindicato de la policía le conseguiría un abogado, respondió con voz temblorosa: “Creo que me despidieron de mi trabajo”.

Los sindicatos policiales sólo representan a agentes en casos relacionados con el trabajo.

El juez le respondió a Valva que si califica el tribunal le proporcionaría un defensor.

En la sala estaba la madre de los hijos del acusado, Justyna Zubko-Valva, oficial de prisiones de Rikers Island. Ella estaba separada del policía y había perdido la custodia de los tres niños, a quienes no había visto en dos años, en medio del agrio divorcio.

Según la fiscalía, Thomas murió tras padecer hambre, frío y torturas en su hogar de Long Island, donde vivía con su padre, su novia Pollina y sus hermanos.

Tras la muerte de Thomas, Zubko recuperó la custodia de sus dos niños vivos.