Gobierno de AMLO pide a mexicanos en EEUU no volver a su país de origen durante la pandemia

Habrá controles médicos en los aeropuertos internacionales para "aumentar la seguridad sanitaria"
Gobierno de AMLO pide a mexicanos en EEUU no volver a su país de origen durante la pandemia
México busca evitar la propagación del virus en su territorio.
Foto: EPA/CHRISTIAN MONTERROSA / EFE

El Gobierno mexicano presentó este miércoles medidas extraordinarias para frenar el aumento de los casos de coronavirus en México, que ya han alcanzado las 475 infecciones y seis muertes. El subsecretario de salud, Hugo López-Gatell Ramírez pidió que los mexicanos que residen en Estados Unidos no vuelvan a México durante el tiempo que dure la pandemia.

Una medida drástica que ya tomó el Gobierno federal es suspender toda su actividad no fundamental a partir de este mismo jueves. Del mismo modo, instó al sector privado a optar por el teletrabajo siempre que sea posible y anunció medidas extraordinaria en el seguro social, que permitirá a enfermos quedarse en casa y cobrar la “incapacidad temporal”.

El doctor López-Gatell se dirigió directamente a los mexicanos que viven en Estados Unidos para pedirles que no vuelvan a México si no es necesario. Aunque aclaró que seguirán existiendo vuelos entre los dos países vecinos y que en ningún momento se negará la entrada de un mexicano, advirtió que habría controles médicos en los aeropuertos para “aumentar la seguridad sanitaria”.

“Estados Unidos tiene una intensidad de transmisión mucho mayor que México. En particular en estados como California y Nueva York, [donde] vive una gran población de origen mexicano”, observó el subsecretario de Salud mexicano. “El mensaje es: Quédese ahora en casa, pero donde está residiendo, en EEUU, a menos que sea indispensable”, pidió.

Una penetración de la pandemia en el país latinoamericano similar a la de estos estados sería devastadora debido a la precariedad del sistema sanitario mexicano. De ahí que pidiera responsabilidad y solidaridad a sus conciudadanos en el extranjero para prevenir mayores estragos del nuevo brote.

México ha conseguido, destacó el funcionario, postergar un mes la crisis sanitarias gracias a medidas como el adelanto de las vacaciones de Semana Santa para mantener las escuelas cerradas y la curva de propagación, baja. Sin embargo, “la jornada nacional de Susana Distancia -como llaman a este periodo de medidas contra COVID-19- no son vacaciones. Hay que quedarse en casa”, insistió con contundencia.

López-Gatell puso como ejemplos países como Italia o Estados Unidos para dejar en evidencia que tomar decisiones tardías puede tener consecuencias traumáticas y también para hacer un llamado a la población a cumplir las indicaciones del Gobierno. El periodo de Susana Distancia empezó este lunes 23 de enero y acabará el viernes 17 de abril. En ese periodo, calcula el funcionario, se podrá analizar si las medidas han funcionado.

Los trabajadores mexicanos que contraigan COVID-19 en ese periodo podrán acogerse al “permiso especial por contingencia pandémica” si están inscritos en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que ha habilitado un sistema para facilitar el “trámite de incapacidad” y ahorrarse la visita al médico si presenta síntomas leves los primeros 14 días y al banco a extraer la prestación. IMSS prevé, además, enviar un equipo a casa de los infectados para evitar el contagio dentro del hogar.