Pequeños negocios de Florida Central luchan por sobrevivir en la epidemia de Covid-19

Pequeños negocios de Florida Central luchan por sobrevivir en la epidemia de Covid-19
Mario González, propietario del restaurante El Jefe Tequilas en Kissimmee. (Roxana de la Riva / La Prensa)
Foto: Impremedia

El restaurante de comida mexicana El Jefe Tequilas abrió hace ocho semanas en Margaritaville Resort, un nuevo complejo comercial de lujo localizado en la Ciudad de Kissimmee cerca de Disney World, con precios accesibles para el público en general. El negocio arrancaba con un futuro prometedor debido a la creciente comunidad en el área de Orlando.

Ahora, ante la epidemia de coronavirus, Mario González, propietario de El Jefe Tequilas, siente temor por su negocio. “Nos está afectando, pues rapidito se está acabando el dinero. Increíble, [es la] primera vez que abrimos un negocio aquí en Orlando y la suerte que nos tocó con esta crisis. Va a estar muy duro tratar de levantarnos de aquí especialmente siendo nuevos en este mercado”, comentó el negociante, quien proviene de una familia mexicana de empresarios que tiene tres restaurantes en Chicago, Illinois, los cuales también están cerrados.

El empresario recordó que para superar la recesión de 2008 durante la crisis hipotecaria pusieron en efecto maneras para sobrevivir como darle mucha publicidad al negocio y atraer a la gente local. “Es lo que estamos haciendo aquí. Enviamos un email que le llamamos “loco for locals” [residentes locales apoyando negocios locales]. También para la gente que no tenga cuenta se entrega a domicilio con Uber Eats o Grubhub, nosotros les llevamos la comida a su casa. Estamos abarcando un área de tres millas alrededor para llevar”, afirmó el mexicano.

González invirtió una fuerte cantidad de dinero para construir el restaurante desde sus cimientos y espera que el gobierno cumpla con la ayuda que ha prometido. “El pago de la renta es una preocupación que tenemos. Estoy esperando la ayuda del gobierno para tratar de hacer el pago al arrendatario porque hasta los que tienen mucho dinero también tienen préstamos que hay que pagar. Ellos se sostienen con las rentas que nosotros aquí les pagamos, entonces ellos van a querer su dinero”, dijo el empresario.

Mientras pasa la crisis González hace una petición: “Quisiéramos que la gente nos apoye, aunque sea con órdenes para llevar. La gente necesita comer también. Lleven sus fajitas, taquitos, burritos y apóyennos. Yo igual quizás más tarde vaya a al frente y los apoyo al comerme una hamburguesa. Otro día me voy a comer una pizza del otro lado”, comentó el empresario mexicano.

Mientras tanto Ricky Puello, propietario de RTB Barbershop, localizada en Conway Rd. esquina con Hoffner Ave. en el este de Orlando, se dedicó esta semana a poner carteles con promociones de $10 para cortar el pelo. “No sé cómo le voy a hacer para sobrevivir. La actividad ha bajado muchísimo porque somos barberos que trabajamos en contacto muy cerca con personas y la mayoría de las personas tienen miedo a eso, entonces tenemos que buscar la forma de cómo atraer a los clientes y poder sobrevivir”, dijo el joven empresario dominicano de 28 años.

Los funcionarios de salud locales no habían ordenado ninguna restricción a los salones de belleza, entonces para estos negocios la decisión de seguir abiertos ha sido difícil. Por un lado, la preocupación sobre su capacidad para mantener financieramente a su familia o cerrar para prevenir la propagación del nuevo coronavirus.

“Para crear confianza en nuestros clientes estamos usando guantes, muchos desinfectante, limpiando las sillas y desinfectando las herramientas que utilizamos para hacer sentir al cliente cómodo y protegernos nosotros y a ellos mismos”, aseguró Puello.

Ricky Puello, propietario de RTB Barbershop en Orlando. (Roxana de la Riva / La Prensa)

Por su parte expertos financieros exhortan a los empresarios a comenzar inmediatamente un plan de recuperación de desastres para negocios ante el panorama del coronavirus, tales como adelantarse a realizar decisiones, cuidar el dinero, contar con liquidez, mantener abiertas las líneas de financiamiento de proveedores y bancarias, cuidar el crédito y saber con seguridad de dónde vendrán los ingresos mientras el gobierno inicia los programas de rescate de negocios.

“Ya se le ha indicado a la Administración de Pequeños Negocios [SBA, siglas en inglés] a entregar préstamos blandos con términos blandos para enfrentar pagos inminentes de facturas por vencer, de sueldos y salarios por pagar, porque estamos hablando que a un corto plazo los negocios han estado cerrados y muchas empresas pueden quebrar y culpar al gobierno federal por no actuar de inmediato”, explicó Ramón Ojeda, expresidente de la Cámara de Comercio Hispana de Metro Orlando (HCCMO) y analista económico.

Agregó que el gobierno federal va a intervenir con todos los recursos posibles a su alcance para detener el efecto negativo y más en un año electoral, donde el presidente puede poner en riesgo su reelección si no maneja bien esta crisis.

Julio Rocha, asesor financiero con negocios en Orlando, cree que al principio se va a causar una confusión económica. Mientras compañías como COSTCO y Walmart van a ver tener un incremento en sus ventas trimestrales, otras como restaurantes y líneas aéreas verán una disminución considerable en su demanda de servicios por lo que necesitarán un rescate financiero.

Agregó que habrá un incremento en el uso de crédito como tarjetas primero por necesidad y porque los intereses bajaron casi a “cero” puntos porcentuales.“ La Florida Central va a ser afectada fuertemente ya que la economía de nuestra región depende del turismo. Los negocios grandes van a poder resistir, pero muchas empresas pequeñas van a cerrar operaciones y los empleados van a ser despedidos”, aseguró Rocha.

Para Ojeda las cosas son parecidas, pero indicó algunas variantes. “Hay dos caras de la moneda. Primero nuestra región por ser principalmente turística va a sufrir un impacto inmediato con esta crisis del coronavirus. Pero la fortaleza es que siendo una zona turística y con el verano a la vuelta de la esquina, por las buenas condiciones climáticas también tiene la posibilidad de recuperarse rápidamente”, pronosticó el economista.

En lo que sí coincidieron Ojeda y Rocha es en que los parámetros para otorgar préstamos de la SBA deben ser más flexibles de lo habitual porque el dinero se necesita inmediatamente.

Rocha recomienda utilizar la tecnología del internet como nueva forma de seguir haciendo negocios y para realizar ‘networking’ mientras pasa la crisis sanitaria. Él mismo y varias organizaciones están presentado foros informativos virtuales para sobrellevar la crisis del momento y para enseñar los recursos que tienen los empresarios para sacar adelante su negocio durante esta crisis del COVID-19.

Recursos para empresarios

La HCCMO realiza varios seminarios vía internet con información sobre préstamos existentes de la SBA y los recursos disponibles durante esta crisis. Para estar al tanto de los foros informativos visite: www.hccmo.org.

El asesor financiero Julio Rocha realiza seminarios online para orientar a los empresarios para reinventarse en esta época de crisis sanitaria: www.gotomeet.me/ReinventingBusinessDevelopmentJulioRocha.

Acuerdan enorme rescate financiero ante la epidemia

El Senado y la Casa Blanca acordaron un paquete de 2 billones de dólares para individuos y empresas a fin de mitigar los efectos económicos de la epidemia de Covid-19