CDC investigan problemas cardíacos en jóvenes vacunados

CDC investigan problemas cardíacos

CDC investigan problemas cardíacos

Los CDC investigan problemas cardíacos de una pequeña cantidad de jóvenes y adolescentes que ya recibieron la vacuna. Infórmate aquí. 

Los CDC investigan problemas cardíacos de una pequeña cantidad de jóvenes y adolescentes que ya recibieron la vacuna. 

Los CDC investigan problemas cardíacos en jóvenes ya vacunados

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se encuentran investigando una serie de informes sobre adolescentes y adultos jóvenes que han sufrido inflamaciones en el corazón después de recibir la vacuna contra COVID-19.

De acuerdo con un comunicado del establecimiento, en dichos informes se muestra que han desarrollado miocarditis posterior a recibir la vacuna. 

Esta condición trata de una inflamación en el músculo cardíaco y suele ocurrir después de una infección. 

Asimismo, la agencia no especificó las edades de quienes desarrollaron miocarditis ni cuántos casos se han reportado. 

Alertaron a los y las especialistas de dichos casos el 14 de mayo. El Grupo de Trabajo Técnico de Seguridad de las Vacunas (VAST), examinó los datos sobre miocarditis del Departamento de Defensa, entre otros, el 17 de mayo. 

¿Tiene algo que ver con la vacuna?

Según los CDC, los casos que se han presentado no son graves y suceden principalmente en hombres. VAST agregó que la miocarditis podría no tener relación alguna con la vacuna

Esta condición sucedió en los y las pacientes que recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech y la vacuna Moderna COVID-19.

Explicaron que los casos de miocarditis fueron después de la segunda dosis, cuatro días posteriores a la aplicación de la vacuna. 

¿Cómo tratar esta enfermedad?

Al año, un promedio de 10 a 22 personas de cada 100.00 reciben el diagnóstico de miocarditis viral en el país. Varios casos no son graves y muchas veces ni siquiera se diagnostica esta condición. Esto se debe a que los síntomas varían desde fatiga y dolor en el pecho, hasta un paro cardíaco o la muerte (en casos extremadamente peligrosos). Los casos leves se resuelven por sí solos. 

“Esperamos ver más datos sobre estos casos, para poder comprender mejor si están relacionados con la vacuna o si son una coincidencia”.

Expresó a The New York Times la presidenta del Comité de Enfermedades Infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría, la Dra. Yvonne Maldonado

Quizá te interese: Estados Unidos distribuirá vacunas a otros países