Sobre barcos, tripulaciones… y ciertas cobardías.

A veces, también podemos morir en la víspera…

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

En ocasiones escuchamos la frase… “nadie se muere en la víspera…” cuando queremos implicar que todo sucede el día que tiene que suceder, y no antes. Aunque la frase tiene cierta verdad, debemos analizar qué ES en realidad la muerte. ¿Es la muerte solamente la ausencia de la vida? ¿Podemos decir que estamos vivos, solamente por existir? ¿Morimos cuando deja de latir nuestro corazón… o hay diferentes maneras de morir?

La pasada semana sufrimos la pérdida de un amigo a quien queremos inmensamente; y digo QUEREMOS, porque el amor que sentimos por los demás, no desaparece con la ausencia. Con nuestro amigo Ubaldo, compartimos infinidad de momentos hermosos; colaboración, compromiso, empatía, solidaridad y mil conversaciones llenas de desnudez, que no revelaré porque la amistad también implica confidencialidad.

Hoy, y después de procesar su partida, golpean mi mente aquellas conversaciones tan duras que tuvimos cuando su mundo se derrumbaba. Él, una vez poderoso y emprendedor, se proyectaba frágil, desconcertado, pero sobre todo incrédulo. Fueron sus palabras martillo doliente… y nosotros, yunque de hierro para él, porque LA HERMANDAD TIENE QUE SER INCORRUPTIBLE. Tomamos su mano con la firmeza que ya nos conocía. Tratamos de revivir su fe y sus deseos… pero algo dentro de él ya había muerto. Con el tiempo logramos sacarle algunas risas… ese tiempo que todo lo cura.  Le lanzamos algunos retos, que enfrentó con esa DUALIDAD que hay entre el arrojo y el miedo, pero que más que un CASTIGO, es alimento para el alma.

También te puede interesar: Sobre la Transformación… y otros Paralelismos Entomológicos

No… la muerte no solo es la ausencia de la vida. Dejas de existir cuando los demás siguen viéndote, pero tú sabes que ya no estás. Observa, en lugar de solo mirar; al amigo caído, desolado y en pausa silenciosa, solo lo perciben aquellos que hacen un alto para escuchar, en lugar de solo oír. Ciertamente no tenemos el poder de evitar la muerte de un amigo… PERO SI PODEMOS AYUDARLO A QUE MUERA UNA SOLA VEZ.

Te invito a que me sigas en Facebook e Instagram como; Edwin Ocasio.

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!