Blockchain, el futuro de las monedas y obras

Blockchain, el futuro de las monedas y obras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Blockchain es el futuro para las monedas y las obras de artistas, pero, ¿qué es? Ahora analizaremos lo que es la cadena de bloques.

Blockchain, futuro de las monedas y obras

La palabra blockchain suele asociarse con el bitcoin y las divisas digitales, no obstante éstas son tan solo un pequeño extremo de lo que se trata el blockchain. Teniendo sus orígenes en 1991, Stuart Haber y W. Scott Stornetta fueron quienes analizaron y escribieron acerca del primer proyecto sobre una cadena de bloques con candados digitales criptográficos; sin embargo, esto no se notó hasta el año 2008, con la llegada del bitcoin.

Actualmente no solo se utiliza para monedas virtuales, sino también para otros fines dentro del ámbito comercial; MarketWatch cree que su uso crecerá en un 51% dentro de varios mercados, tales como el de las Instituciones Financieras o dentro del mercado del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

La cadena de bloques, o mejor conocido en inglés como blockchain, se trata de un registro único, consensuado y distribuido en varios nodos dentro de una red; dentro del caso de las criptomonedas, podemos decir que una manera de ilustrar el blockchain sería como un libro contable donde se registra cada una de las transacciones realizadas en tiempo real.

En cada bloque, los cuales terminan uniéndose a una cadena, se almacena:

  • Registros o transacciones válidas.
  • Datos con referencia al bloque en cuestión.
  • Su relación con el bloque anterior y el siguiente a través de un “hash”,  el cual se trata de un código único que es ilustrado como una huella digital propia.

Esto vuelve único a cada bloque, teniendo un lugar específico dentro de la cadena, ya que cada una de ellas tiene su “huella digital” o mejor llamado, su “hash”. Una vez completa cada cadena, se guardan en cada nodo existente dentro de la red, creando así, copias de resguardo para la misma cadena. Mientras más se crean estos registros, se verifican y se validan por los nodos de la red y se añaden a un bloque nuevo que se vincula a toda una cadena de bloques.

Quizás te interese: Las Fintechs, nuevas tecnologías financieras

La seguridad de la cadena de bloques

La seguridad dentro del blockchain es casi infalible debido a que cada nodo posee una copia exacta de la cadena, cada bloque está vinculado con el siguiente y el anterior, y su registro es totalmente consensuado por ambos extremos. Todo esto provoca que la información dentro del registro de la cadena de bloques tenga una vigencia ilimitada.

Se percibe al blockchain como un escribano; un medio donde se puede certificar y validar cualquier tipo de información otorgada, el cual es transparente, accesible, confiable, descentralizada y resistente a todo tipo de deformación de los datos que se alojan dentro de ésta. La cadena de bloques es para siempre y siempre consultable.

Fuente referida: welivesecurity.com

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!