La técnica Pomodoro en el emprendimiento

La técnica Pomodoro en el emprendimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

 

 

La técnica Pomodoro es fundamental para el emprendimiento, ahora tus metas y objetivos tendrán un tiempo más productivo.

La técnica Pomodoro en nuestras vidas

La rutina exige que los tiempos sean justos y exactos; nuestros proyectos, nuestras tareas y nuestros negocios requieren de saber medir y cuantificar nuestros deberes de manera eficiente.

Es un reto no caer en distracciones, sin embargo es posible lograrlo permitiendo el descanso sano y equilibrado para poder trabajar eficazmente.

Las distracciones están a la orden del día y como seres humanos, es imposible estar completamente enfocados, por ello mismo, la técnica Pomodoro se creó; algo que, sin lugar a dudas, provocará que los tiempos sean mejor aprovechados y las tareas otorguen resultados.

Quizás te interese: 17 muertos tras el bombardeo en Siria

¿De qué se trata?

La técnica Pomodoro consiste en dividir los tiempos, uno en donde se esté realizando alguna actividad o tarea importante y otro donde se esté descansando de ésta. Estos tiempos pueden ser variados, siempre y cuando se puedan distribuir de manera proporcional, cuidando que el tiempo de descanso no sea igual o mayor al tiempo de actividad. 

Normalmente se destina veinticinco minutos de realización de deberes y cinco minutos de descanso, este par indica un bloque completo; después de pasados cuatro a cinco bloques, se destina un descanso mayor que ahora sí puede pasarse del tiempo de actividad, recomendándose alrededor de treinta minutos.

Este método o técnica de enfoque permite que los objetivos sean más consistentes y que se entrene la concentración, haciendo que las distracciones, pasados un tiempo, sean menores o menos perceptibles.

Si durante el tiempo de actividad se desea realizar algo diferente, se recomienda anotarlo para hacerlo más tarde durante el tiempo de descanso; esto programa al cerebro a realizar sus actividades a pesar de cualquier otro estímulo y entrena a ser consistentes en una actividad.

Usa un temporizador

Para la medición exacta de los tiempos, en un inicio, se recomienda el uso de un temporizador, ya que se al principio será difícil distinguir cuánto tiempo ha pasado sin la ayuda de ésta.

Después de un periodo largo poniendo en práctica esta técnica, se podrá hacer estos bloques sin ayuda de nada más que la misma percepción.

Esta técnica es recomendable para casos de teletrabajo y para quienes tengan actividades con tiempos flexibles basados en resultados y proyectos realizados.

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!