Racismo en medios de comunicación

El racismo está dentro de los medios de comunicación y prueba de ello son los mismos estereotipos. Sin embargo, ¿cómo podemos distinguirlos y por qué es tan importante deshacernos de ellos? He aquí algunas respuestas.

El racismo está dentro de los medios de comunicación y prueba de ello son los mismos estereotipos. Sin embargo, ¿cómo podemos distinguirlos y por qué es tan importante deshacernos de ellos? He aquí algunas respuestas.

El racismo en los medios de comunicación

Es un problema latente, en todos los países de todo el mundo; el racismo aún existe y se expresa, solo que en diferentes medidas. Existen algunos países que lo revelan con menor frecuencia, sin embargo, permanece.

Esto es algo que se demuestra en el día a día y que forma parte del gran círculo llamado “discriminación”. Este abarca varias formas:

  • Clasismo
  • Racismo
  • Xenofobia
  • Homofobia
  • Por razones de género
  • Por razones de edad
  • Entre muchos otros

Todos ellos también se pueden observar dentro de los medios de comunicación, ya sean sutiles o de manera descarada, a través del “humor negro”.

Quizá te interese: La verdadera importancia de la salud mental

¿Cómo se presentan?

El racismo tiene muchas vertientes y cada una lleva su grado de complejidad. Para ser exactos, todos, en algún momento de nuestras vidas, realizamos algún ataque que corresponda a un acto de odio por las razas y etnias.

Sin embargo, aún queda la interrogante, ¿cómo se expresan estas muestras de odio? La información siguiente podría aclarar esa duda.

  • A través de una invisibilidad total: cuando existen diferentes comunidades en una nación, los medios de comunicación deciden no plasmarlas, incluso, ocultarlas. Esto provoca que estos aspectos culturales y físicos permanezcan en la invisibilidad.
  • Invisibilidad de los estereotipos: este caso resulta contrastante, ya que sí se muestra a la etnia o raza en cuestión. Sin embargo, distorsionan la imagen real o crean una percepción equivocada para fines distintos a los de reconocer a la cultura.

Este tipo se divide en tres categorías:

  • Invisibilidad subalterna: donde muestran que la clase social se vincula con la etnia a la cual se pertenece.
  • La Invisibilidad exótica: las cualidades particulares se destacan y crean una visión de que, al pertenecer a tal etnia, tendrás que ser de cierta forma.
  • Invisibilidad irracional o violenta: en esta se suele realizar burlas de otras culturas. Donde se señalan aspectos exagerados y violentos de ciertas culturas. Todo esto a pesar de no ser cierto.
  • Visibilidad permanente etnofágica: Este racismo es engañoso. Finge ser una “tolerancia” y promoción a las culturas, sin embargo, sus intenciones no son las correctas. En ella, los medios destacan a las etnias y razas con el afán de tener remuneraciones económicas.

La violencia racista se extiende por todos lados

Si bien, ahora que existen las nuevas tecnologías, los actos de justicia social son más frecuentes, el racismo también lo es.

Los medios de comunicación ya no solo son la televisión y la radio, sino también todo el internet. Ahora, plataformas que antes servían como zonas de encuentro entre familiares y amigos, sirven para crear grupos de odio contra ciertos sectores de la población.

El sitio de Facebook es uno de los que alberga más grupos secretos y públicos, que se dedican a generar contenido violento. Si bien, no todo es negativo, ya que existe una reducción considerable de estereotipos gracias a las tendencias en redes, aún se pueden observar actitudes discriminatorias

Esto no solo se limita a odio a través de mensajes y publicaciones, sino que, algunos eventos catastróficos comenzaron así, en Facebook, a través de una transmisión en directo. No cabe duda que no es lo único penalizable que tiene la plataforma. No obstante, es algo que permite que candidatos políticos puedan transmitir mensajes erróneos a sus seguidores.

Twitter y Trump

Twitter también se encuentra entre las aplicaciones con más mensajes de odio que existen. Tal es el caso de lo sucedido en enero del presente año con Donald Trump. Un discurso muy ambiguo que encaminó a un sector de la población a amotinarse en el Capitolio. Los directivos de la plataforma decidieron eliminar y vetar al expresidente por sus palabras que incitan a actos ofensivos. Si bien, esta acción no fue directo a ninguna raza, las charlas pronunciadas por Trump siempre tenían mensajes alternos muy ambiguos.

Entre más crezcan y se crean plataformas, más grupos racistas podrán congregarse para celebrar sus actos. La plataforma emergente, Discord, también registra y conserva servidores discriminatorios. Esto es algo en que los creadores y programadores se encuentran trabajando. Aún así, la exposición de los menores a estos medios, pueden propagar los futuros discursos racistas.

No solo se queda en los medios

Somos testigos de cómo, cada día que pasa, el número de tiroteos y muertos en masacre, aumentan. Las familias destrozadas y las consecuencias psicológicas y físicas, dejan ver que a Estados Unidos todavía le queda mucho camino para eliminar el racismo.

En un artículo de Forbes que se publicó el 8 de agosto del 2019, hablan sobre ello:

“Las series, películas y retratos de la sociedad estadounidense, el marketing, la publicidad, los propios medios de comunicación y las redes sociales, están llenos de esas confrontaciones permanentes y no resueltas del sueño americano”.

El problema de la intolerancia hacia nuestro prójimo de diferente raza o etnia es tan grande, que las ejecuciones y atentados de este tipo califican como “terrorismo interno”.

El problema es más profundo que no basta con ser solamente tolerantes, sino que se necesita hacer un cambio estructural en ciertas partes del sistema.

Las acciones se están tomando, pero aún falta mucho por hacer. Esto no solo existe en Estados Unidos, sino en todo el mundo.