FBI halla video sobre sospechoso de colocar bombas en Washington DC

FBI halla video sobre sospechoso de colocar bombas en Washington DC

FBI halla video sobre sospechoso de colocar bombas en Washington DC

Después de tantas investigaciones, el FBI encontró el video sobre el sospechoso de colocar las bombas en Washington DC, durante el motín del Capitolio. Mientras sucedían las protestas por parte de los partidarios de Trump, el presunto culpable aprovechó para poner explosivos.

Después de tantas investigaciones, el FBI encontró el video sobre el sospechoso de colocar las bombas en Washington DC, durante el motín del Capitolio. Mientras sucedían las protestas por parte de los partidarios de Trump, el presunto culpable aprovechó para poner explosivos.

FBI halla al sospechoso de poner bombas en Washington DC

Hace varios meses, el seis de enero, para ser exactos, el Capitolio vivió un disturbio. Los partidarios de Trump decidieron hacer motines y protestas para detener el conteo de votos del Colegio Electoral

Mientras eso sucedía, un sospechoso decidió colocar unas bombas en la región de Capitol Hill, en Washington, DC. Esta bomba se colocó durante los disturbios del seis de enero en el Capitolio. Las autoridades aún tienen la esperanza de encontrar la identidad del sospechoso.

Quizá te interese: Mel Gibson, ¿apoya a Donald Trump?

Las pruebas

La grabación muestra al presunto culpable en un banco cerca de la sede del Comité Nacional Demócrata. El FBI declaró en un comunicado de prensa que ahí se colocó el explosivo. Los agentes realizaron una serie de entrevistas a los miembros del vecindario de Capitol Hill y revisaron los comportamientos del sospechoso; con ello, concluyeron que la persona no es de la zona.

El agresor llevaba una máscara y una sudadera de capucha gris. Dentro del video también se puede ver que cargaba consigo una mochila.

Exhausta investigación

Cabe destacar que el FBI realizó alrededor de 800 entrevistas, recopiló más de 23,000 grabaciones y analizó más de 300 pistas que tenían relación con el evento del Capitolio del seis de enero. Todo esto lo mencionó el director adjunto de la Oficina de Campo del FBI en Washington, Steven M. D’Antuono.

“Sabemos que es difícil dar información sobre un amigo o un familiar. Pero estas bombas de tubo eran artefactos viables que podrían explotar, causando heridas graves o la muerte de transeúntes inocentes. Su información podría ser la que evite que esta persona se haga daño a sí misma o a alguien más”.

Agregó el director adjunto.

Por ello mismo, el FBI le pide a la comunidad que, en caso de tener información sobre este hecho, se comunique cuanto antes con el departamento.