¿Es tu primera vez haciendo yoga?

Descubre los aditamentos que apoyarán tu práctica
¿Es tu primera vez haciendo yoga?
Foto: Shutterstock

Si entre tus intenciones de comienzo de año está ir a tomar clases de yoga, pero te intimida un poco el no saber que llevar, que hacer o que esperar una vez llegas allí, tranquila que la experiencia puede ser mucho más agradable de lo que esperas.

Primero que todo recuerda que, como todo, cuando comienzas algo nuevo y diferente, es normal que estés un poco perdida. Que eso no sea la excusa para no volver, poco a poco te vas a ir acostumbrando al ritmo y a las posturas. Como maestra de yoga te puedo decir que es genial que nos dejes saber que es tu primera vez practicando, de esta manera el o la maestra podrá estar pendiente, corregirte y apoyarte.

Segundo, no tienes que hacer todo perfecto ni pretender ser súper flexible en tu primera clase. Hacemos yoga precisamente para obtener flexibilidad, no sólo en el cuerpo sino en nuestra mente y en nuestra respiración. Así que tómate con calma, no fuerces las posturas y disfruta de la experiencia de conectar con tu cuerpo, tu mente y tu ser.

Tercero, apóyate en los accesorios de ayuda que tenemos para que vayas experimentando las posturas poco a poco. Por lo regular en los estudios hay accesorios, también conocidos como “props” pero a veces los estudiantes prefieren llevar los suyos. Si es así, a continuación te digo que puedes necesitar y para que lo puedes utilizar.

1. Mat:

El mat o matre de yoga va a ser tu compañero fiel durante tu práctica. No debe ser muy mullido. Cuando el mat es muy suave es común perder el equilibrio. Busca un mat que te provea firmeza y que no resbale. Un truco es lavarlo antes de usarlo para que no resbale

Hay opciones para todo tipo de presupuesto y de gusto.

2. Bloques:

Cada cuerpo es distinto y a veces hay más flexibilidad en algunas áreas del cuerpo que en otras. Puede que los brazos no te lleguen al suelo, necesitas soporte para mantener el balance o requieres altura. Los bloques son herramientas súper versátiles que ayudan a brindar estabilidad y apoyo durante las posturas.

3. Straps o correas:

Las correas te ayudan a alcanzar lo que parece inalcanzable y a estabilizar tu postura. En mi experiencia, las correas largas, de al menos 10 pies, son más versátiles

4. Toalla:

Muchas clases provocan mucho calor en el cuerpo, por lo que vas a sudar. Una toalla pequeña es buenísima para secar el sudor y así no resbalarte en el mat o secarte el sudor del rostro y así poder mantener tu mirada en un punto fijo.

5. Manta:

Son versátiles, puedes usarlas para crear un asiento cómodo si tu espalda molesta al sentarte en el suelo. También puedes usarla para arroparte durante la relajación o meditación pues el cuerpo tiende a enfriarse bastante.

Puedes llevar todo tu equipo en un bolso como este para que llegues a clase con todo lo que necesitas

O adquirir todo junto y del mismo estilo (en combo) para poder identificarlo mejor:

Disfruta la experiencia de conectar con tu cuerpo conscientemente a través del yoga y ¡Salud!

Por: Mayra Ortiz-Nieves

Coach de Salud de la Mujer

Maestra Certificada de Kundalini Yoga

Terapeuta de Masaje Licenciada

www.tulsiandrose.com

info@tulsiandrose.com

IG @tulsiandrose

FB @tulsiandrose