Kaseya, un ataque cibernético de fuerza bruta

Kaseya, un ataque cibernético de fuerza bruta

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Kaseya, uno de los mayores proveedores de IT vía remota, recibió un ataque cibernético crítico. Ahora, este nuevo asalto cibernético elaborado por rusos, califica para ser uno de los más graves en la historia.

Kaseya se enfrenta a un crítico ataque cibernético

El pasado viernes, por la tarde, Kaseya, una empresa dedicada a servicios IT vía remota, sufrió un ataque de ransomware. Los criminales pertenecen a REvil, quienes ya pidieron una considerable cantidad de dinero para dejar los datos libres de la empresa. Al principio se creía que solo eran 200 compañías las que enfrentaron las consecuencias de este asalto digital, sin embargo, medios oficiales indican que ya son alrededor de 1,500 negocios los que cayeron en esta trampa virtual.

El malware de REvil afectó a una gran extensión de compañías quienes también se dedicaban a proveer servicios de TI, comprometiendo a los clientes corporativos finales.

Kaseya afirmó, el lunes en la noche:

 “Hasta la fecha, tenemos conocimiento de menos de 60 clientes de Kaseya, todos los cuales estaban usando el producto local VSA, quienes se vieron directamente comprometidos por este ataque. Si bien muchos de estos clientes brindan servicios de TI a muchas otras empresas, entendemos que el impacto total hasta ahora es de al menos 1.500 empresas secundarias. No encontramos ninguna evidencia de que ninguno de nuestros clientes [de la nube] se viera comprometido”.

Kaseya habla en entrevista

El director ejecutivo de Kaseya, Fred Voccola, mencionó a través de una entrevista con Reuters que definir la cantidad de empresas afectadas es difícil. Sin embargo, él puede estimar que son alrededor de 800 a 1,500.

Ahora bien, los criminales de REvil exigen un pago de $70 millones de dólares a Kaseya. Esto lo piden a cambio de restaurar los datos de las empresas dañadas.

Fred Voccola recalcó durante la entrevista que la empresa no hace negocios con terroristas ni criminales. Por lo cual no accedieron a pagar tal cantidad. También indicó que no hay información acerca de organizaciones mundiales dañadas durante el ataque.

“No estamos viendo una infraestructura crítica masiva. Ese no es nuestro negocio. No estamos operando la red de AT&T ni el sistema 911 de Verizon. Nada de eso”.

Quizá te interese: JBS pagó 11 millones por rescate del ciberataque

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!