Encuesta Inaugural Sobre El Envejecimiento En Los Estados Unidos Revela Que La Mayoría De Los Adultos Mayores Tiene Optimismo Sobre La Vejez, Pero Algunos Tienen Incertidumbre En Cuanto a La Perspectiva a Largo Plazo De Su Salud Y Finanzas

Una nueva encuesta del Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (NCOA,

por sus siglas en inglés), UnitedHealthcare y USA TODAY revela que la

mayoría de los estadounidenses mayores sienten que sus mejores años aún

están por venir, pero no todos están preparados para los desafíos

financieros y de salud propios de la vejez.

Aproximadamente 70 por ciento los encuestados dicen que el último año de

su vida ha sido normal o mejor de lo normal , y más del 75 por ciento de

las personas de 60 a 69 años esperan que su calidad de vida se mantenga

igual o mejore en los próximos cinco a 10 años.

La actitud positiva de las personas de la tercera edad confirma las

numerosas mejoras que han resultado en una mayor longevidad y calidad de

vida para los estadounidenses mayores, que están disfrutando un nivel de

salud y seguridad desconocido para sus padres y abuelos. Sin embargo,

muchos expertos en envejecimiento aseveran que las personas de la

tercera edad de hoy en día enfrentan desafíos muy diferentes de los que

enfrentaron las generaciones anteriores, especialmente el hecho de vivir

con condiciones de salud crónicas a largo plazo y la necesidad de

seguridad financiera a más largo plazo.

La encuesta también reveló que los avances en la seguridad y el

bienestar de las personas de la tercera edad no han sido universales, en

parte debido a la falta de conocimiento de los programas y servicios que

pueden brindar apoyo a los adultos mayores. El 15 por ciento de las

personas de la tercera edad encuestadas manifestó no confiar en que sus

finanzas alcanzarán por todos sus años de jubilación, y el 8 por ciento

no tiene ningún plan financiero para la jubilación. Entre los

encuestados que ganan menos de $30,000 al año, el 41 por ciento afirma

que desconoce todos los beneficios y programas que podrían ayudar a

satisfacer sus necesidades.

UnitedHealthcare, NCOA y USA TODAY encuestaron 2,250 adultos

estadounidenses mayores de 60 años en la Encuesta sobre el

Envejecimiento en los Estados Unidos (United States of Aging Survey)

inaugural para examinar la perspectiva y preparación de las personas de

la tercera edad para la vejez. La encuesta se centró tanto en la

preparación individual para la vejez como en las percepciones de las

personas de la tercera edad con respecto a la capacidad de su comunidad

para satisfacer sus necesidades a medida que envejecen. De la muestra

total, el 40 por ciento tiene ingresos entre bajos y moderados –gana

$30,000 o menos por año– similar a la población estadounidense.

La encuesta se realizó como parte de una asociación actual entre

UnitedHealthcare y NCOA para ayudar a los adultos mayores así como a sus

familias y cuidadores a identificar y superar los desafíos que podrían

enfrentar a medida que envejecen.

Muchos Estadounidenses Mayores Esperan que Su

Salud Mejore

Muchas de las personas de la tercera edad son muy optimistas sobre lo

que le ofrece el futuro para su salud. Más del 25 por ciento de los

estadounidenses de 65 a 69 años afirma que su salud es mejor de lo

normal y la amplia mayoría de todos los grupos de edad esperan que su

salud mejore o se mantenga prácticamente igual durante los próximos

cinco a 10 años (el 75 por ciento de los baby boomers de 60 a 64

años; el 70 por ciento de las personas de 65 a 69 años; y el 66 por

ciento de los encuestados de 70 años en adelante).

Una gran mayoría de las personas de la tercera edad se califica con

altas notas en respecto a la tarea de mantener su salud: el 92 por

ciento sostiene que controla el estrés muy bien o algo bien, el 84 por

ciento afirma que confía en que podrá hacer lo que sea necesario para

mantener su salud en los próximos cinco a 10 años.

El porcentaje de los encuestados que hacen ejercicio o actividad física

con regularidad para mantener su salud es considerablemente más bajo. Un

poco más de la mitad (el 52 por ciento) de las personas de la tercera

edad encuestadas dicen que hacen ejercicio o actividad física al menos

cuatro días a la semana, y otro cuarto indica que hace actividad física

una a tres veces por semana. Alrededor de uno de cada 10 encuestados

informó que su ejercicio o actividad física se limita a sólo unos pocos

días por mes, y el 11 por ciento nunca hace actividad física.

“Es alentador que tantas de las personas que participaron en nuestra

encuesta se sientan seguras y capacitadas para mantener su salud con el

paso de los años, pero es importante que esta mentalidad positiva no les

impida tomar los pasos necesarios para contrarrestar la epidemia de la

obesidad entre nuestra población de la tercera edad, tal como hacer

ejercicio casi todos los días de la semana para ayudar a mantener un

peso saludable”, comentó la Dra. Rhonda Randall, jefa del equipo médico

de UnitedHealthcare Medicare & Retirement.

“Con la atención preventiva apropiada y cambios de estilo de vida,

envejecer no tiene que significar vivir con enfermedades crónicas y

discapacidad. Al realizar esta encuesta todos los años, esperamos

comprender mejor la realidad de envejecimiento en los Estados Unidos

para que las personas, las comunidades y los proveedores de atención de

la salud estén preparados para satisfacer las necesidades de una

población de la tercera edad de rápido crecimiento”, concluyó Randall.

Las Personas de la Tercera Edad Más Vulnerables

Son las que Tienen Menos Confianza en el Futuro de Su Salud y Seguridad

Mientras que la mayoría de los encuestados se sienten financieramente

seguros, una minoría significativa enfrenta la posibilidad de tener

graves dificultades económicas. Aproximadamente un cuarto de los

encuestados tiene dificultades para pagar los gastos mensuales, y una de

cada cinco personas de la tercera edad está a un paso de una crisis

fiscal si surgiera una necesidad económica importante. Si incurre un

gasto imprevisto, el 19 por ciento de los encuestados no confían en su

capacidad para pagar. Con respecto a los ahorros para la jubilación, el

ocho por ciento los encuestados informan no tener ningún tipo de plan

financiero.

Las preocupaciones sobre la inestabilidad económica son más pronunciadas

entre los encuestados de ingresos bajos y moderados. Casi la mitad de

este grupo (el 46 por ciento) no confía en que sus ingresos serán

suficientes para cubrir sus gastos mensuales durante los próximos cinco

a 10 años.

Un tercio de los encuestados cree que no está preparado financieramente

para los costos de atención a largo plazo. Además, las personas de la

tercera edad con mayores probabilidades de necesitar atención a largo

plazo –aquellas de ingresos bajos y moderados que tienen condiciones

crónicas– también son las que menos confianza tienen en que podrán

solventarlos.

Las personas de la tercera edad de ingresos bajos y moderados también

son más propensos a reportar que tienen una condición de salud crónica

(el 72 por ciento frente al 52 por ciento) y están menos predispuestas a

hacer actividad física –el 53 por ciento indica que hace ejercicio una

vez a la semana o menos. Este grupo tiene el doble de probabilidades de

no tener confianza en su capacidad para manejar su salud en los próximos

cinco a 10 años.

“Los adultos mayores más vulnerables, quienes también son los que más

necesitan atención de la salud, ayuda económica y servicios de apoyo

para mantenerse independientes y envejecer “en su hogar”, son los que

menos confianza tienen de que podrán obtener la ayuda que necesitan”,

comentó Rick Birkel, psicólogo, vicepresidente interino del Center for

Healthy Aging y director de la Self-Management Alliance de NCOA. “Sin

embargo, pequeños aumentos en los beneficios, servicios de costos

reducidos o gastos reducidos podrían ayudar mucho a que las personas

vulnerables de la tercera edad conserven su independencia. Esperamos que

esta encuesta anual ayude a que las comunidades empiecen a informar a

los adultos mayores sobre los programas y servicios que pueden mejorar

su calidad de vida en general”.

De una en cada cinco personas mayores de 65 años que aún están empleados

trabajan a tiempo parcial o completo, la mayoría (el 69 por ciento)

afirma que aún trabaja para llevar un ingreso a su hogar, pero su

decisión no está ligada exclusivamente a la necesidad de dinero. Las

personas de la tercera edad que trabajan también citan que las

principales razones por las que se mantienen laboralmente activas son la

productividad (el 76 por ciento) y el placer (el 70 por ciento).

Los Estadounidenses Mayores que Aspiran a

“Envejecer en el Hogar” Deben Planificar para Cubrir Sus Necesidades

Físicas y Financieras

“Envejecer en el hogar”, frase definida como la capacidad para seguir

viviendo en el propio hogar o en la misma situación de vida en los

próximos años, es la preferencia de aproximadamente 90 por ciento de los

encuestados que dicen tener intenciones de seguir viviendo en su hogar

actual durante los próximos cinco a 10 años. De este grupo, el 85 por

ciento confía en su capacidad de hacerlo sin tener que realizar

modificaciones importantes en su hogar.

Envejecer en el lugar debería ser algo alcanzable para la mayoría de las

personas de 60 a

70 años, pero sería prudente que los baby boomers que están

haciendo planes para su jubilación consideren la posibilidad de que

necesitarán apoyo cuando tengan 70 años, 80 años y más. Casi dos tercios

de los encuestados de 60 a 69 años afirman que les resulta muy fácil

vivir de forma independiente, pero ese porcentaje cae a 43 por ciento

para encuestados mayores de 70 años. Casi dos de cada 10 estadounidenses

mayores de 70 años dicen que no pueden vivir de forma independiente y

realizar las tareas diarias sin la ayuda de cuidadores o recursos de la

comunidad, o que les resulta difícil hacerlo.

Las personas de la tercera edad que planean quedarse en sus hogares

citan que los factores principales que les motivan a tomar esta decisión

es que no desean mudarse de una casa que les gusta y que desean

mantenerse cerca de sus amigos y familiares. Sin embargo, las realidades

económicas actuales también son un factor: casi un cuarto de los

encuestados que planean quedarse en su casa actual no creen que puedan

venderla en el mercado de hoy en día, y el 26 por ciento dice que no

podría solventar el costo de mudar sus pertenencias.

Muchos Baby Boomers No Confían en que

Sus Comunidades les Ayudarán a Envejecer Airosamente

La mayoría de los encuestados están conformes con los recursos y

servicios en su comunidad que pueden ayudarles a llevar un estilo de

vida saludable e independiente. Pero si consideramos que 10,000 baby

boomers cumplirán 65 años todos los días durante la próxima década,

es probable que dichos recursos se vean cada vez más exigidos. Más de un

cuarto de los baby boomers encuestados que ya pasaron los 60 años

dicen no confiar en que su comunidad tendrá los recursos y servicios que

necesitan para ayudarles a mantenerse saludable e independiente durante

los próximos cinco a 10 años.

Entre las limitaciones de la comunidad, los baby boomers pueden

lidiar con una falta de transporte público seguro y confiable. Sólo la

mitad de los encuestados cree que su comunidad ofrece un servicio de

transporte público de alta calidad. Más de la mitad de las personas de

la tercera edad coinciden firmemente en que se sienten seguras de

caminar en sus comunidades. Cerca del 60 por ciento nunca va caminando a

los lugares a los que debe ir con regularidad.

Las personas de la tercera edad manifiestan sentimientos encontrados con

respecto al impacto que tiene su comunidad en su salud. La mitad de los

encuestados indicó que la comunidad les ayuda a llevar una vida feliz y

saludable, pero casi la misma cantidad (el 42 por ciento) dijo que su

comunidad no tiene ninguna incidencia en su salud o felicidad.

Para ver los resultados completos de la encuesta, incluidos los

resultados correspondientes a las personas de la tercera edad en Dallas,

Miami, Milwaukee, el Condado de Orange, California, y la región norte

del estado de New York, visite www.UnitedHealthGroup.com

o www.ncoa.org/UnitedStatesofAging.

Acerca de la Encuesta

Penn Schoen Berland realizó 2,250 entrevistas telefónicas con

estadounidenses mayores de 60 años entre mayo 10 y junio 6 de 2012. Esta

población incluyó una muestra representativa a escala nacional de 1,000

encuestados, y una muestra adicional de 250 encuestados de Milwaukee,

Miami, Dallas, el Condado de Orange, California y la región norte del

estado de New York. El margen de error para la población general es de

+/- 3.1 por ciento y del 6.2 por ciento por cada uno de los

representantes de la muestra adicional. Los datos reflejan las

estadísticas demográficas de la Oficina del Censo de los EE. UU. en

cuanto a sexo, edad, origen étnico, ingresos, educación y región.

Acerca de NCOA

El Consejo Nacional sobre el Envejecimiento (NCOA) es una organización

de servicios y defensa de derechos sin fines de lucro con sede en

Washington, D.C. NCOA es un vocero nacional para millones de adultos

mayores —especialmente aquellos vulnerables y desfavorecidos— y las

organizaciones comunitarias al servicio de esta población. Reúne a

organizaciones sin fines de lucro, empresas y gobiernos para desarrollar

soluciones creativas que mejoren la vida de todos los adultos mayores.

NCOA trabaja con miles de organizaciones de todo el país para ayudar a

las personas de la tercera edad a encontrar puestos de trabajo y

beneficios, mejorar su salud, vivir de forma independiente y permanecer

activos en sus comunidades. Para obtener más información, visite: www.ncoa.org

|www.facebook.com/NCOAging

| www.twitter.com/NCOAging

Acerca de UnitedHealthcare

UnitedHealthcare (www.uhc.com)

está dedicada a ayudar a las personas de todos los Estados Unidos a

llevar vidas más saludables mediante la simplificación de la experiencia

de atención de la salud, la satisfacción de las necesidades de salud y

bienestar del consumidor y el mantenimiento de relaciones de confianza

con los proveedores de atención de la salud. La compañía ofrece una gama

completa de programas de beneficios de salud para individuos, empresas y

beneficiarios de Medicare y Medicaid. Además, tiene un contrato directo

con más de 650,000 médicos y profesionales de atención de la salud, así

como con 5,000 hospitales de todo el país. UnitedHealthcare presta

servicios a más de 38 millones de personas y es una de las empresas de

UnitedHealth Group (NYSE: UNH), una compañía de salud y bienestar

diversificada de Fortune 50.