Los Estadounidenses Postergan Ahorrar a pesar de Querer una Mejora del Estilo de Vida en la Jubilación

Un Informe de Merrill Edge® Encuentra que en
Medio de las Presiones Económicas, Muchas Personas Están Dispuestas a
Asumir una Deuda, ya que Buscan un 2016 Más Responsable

NUEVA YORK–(BUSINESS WIRE)–La mayoría (59 %) de los estadounidenses se fijó la meta para 2015 de
ahorrar para la jubilación, pero en lo que va del año, menos de un
tercio (31 %) logró esa meta, de acuerdo con una nueva encuesta
publicada hoy por Bank of America y Merrill Edge.


El último Informe de Merrill
Edge®,
una encuesta de más de 1000 estadounidenses con
activos de inversión de 50 000 USD a 250 000 USD, revela que las
presiones económicas externas y la deuda que consideran que vale la
pena, como una deuda para vivienda o automóvil, pueden ser motivos por
los cuales pueden fracasar los objetivos financieros, y que las personas
con más tiempo para ahorrar parecen ser las más afectadas.

Casi la mitad (48 %) de la generación del milenio informa que la
economía impacta más a sus hábitos de ahorro, a diferencia de sus
hábitos de gastos o inversión. En lo que va de este año, solo el 27 % de
la generación del milenio ha sido capaz de ahorrar para la jubilación.
Informes Anteriores de Merrill Edge encontraron que las generaciones más
jóvenes eran más propensas a anticipar una jubilación financieramente
difícil.

En general, más de dos de cada cinco (42 %) estadounidenses señalan que
la economía impacta más sus hábitos de gasto. Muchos admiten que sus
finanzas podrían haber sido mejores recientemente, con el 36 % de los
encuestados que mencionó que desearían haberse apegado más a un
presupuesto en los últimos cinco años. Solo el 38 % ha pagado sus deudas
hasta la fecha en 2015, a pesar de que más de la mitad (51 %) de los
estadounidenses se fijaron la meta para hacerlo.

“Con respecto al año anterior, seguimos viendo lamentos financieros que
rodean el gasto externo, sobre todo en las generaciones más jóvenes, y
esto está afectando visiblemente su capacidad para lograr los objetivos
financieros a largo plazo”, manifestó Aron Levine, Jefe de Merrill Edge
en Bank of America. “La buena noticia es que estamos siendo testigos de
un mayor optimismo de cara a 2016 con un enfoque en el ahorro y la
inversión, que incluyen una disminución en el gasto total y un aumento
de la renuencia a pedir prestado de los fondos de jubilación”.

Al mirar hacia el año 2016, la mayoría de los encuestados cree que
ahorrarán más (68 %), gastarán menos (67 %) e invertirán más (53 %)
durante todo el año. La generación del milenio se diferencia de la
generación X, de los baby boomers y de las personas mayores, ya que
anticipan gastar más (61 % frente a 26 %), ya que ahorran más (88 %
frente a 64 %) e invierten más (82 % frente a 48 %) en el próximo año.

Ahorrar para lograr una mejora del estilo de vida en la jubilación

La encuesta bianual también encontró que a pesar de las presiones
económicas actuales sobre sus finanzas, la mayoría de los
estadounidenses tienen grandes aspiraciones para sus años de jubilación.
La mitad (50 %) de los que están ahorrando para su jubilación desean
mejorar su estilo de vida en la jubilación, en lugar de solo solventar
los gastos básicos.

A pesar de que muchos de los no jubilados pueden no haber cumplido sus
metas financieras de 2015, reconocen que están retrasados y están
decididos a hacerle frente al ahorro en el nuevo año. Entre los que
están ahorrando para la jubilación, una gran mayoría (89 %) no se siente
cómoda postergando esta tarea hoy, y casi la mitad (47 %) lamentó no
ahorrar más para la jubilación en los últimos cinco años.

Sin embargo, una vez que llegan a la jubilación, muchos no estarán
dispuestos a sacrificar su estilo de vida para reducir los gastos al
mínimo, en concreto, irse a vivir con seres queridos (54 %), irse a
vivir a una zona más barata (26 %), irse a vivir a una casa más pequeña
(23 %), o crear un presupuesto (20 %). Esta mentalidad parece alinearse
con las actitudes y las conductas financieras de los jubilados actuales,
incluyendo:

  • Los jubilados dicen que ahorrar dinero es menos prioritario que los no
    jubilados. Los jubilados consideran que en 2016 invertirán menos, no
    más (71 % frente a 31 %) y ahorrarán menos, no más (49 % frente a 21
    %).
  • Del mismo modo, los jubilados tienden en mayor grado que sus
    contrapartes no jubilados (73 % frente a 52 %), a creer que una compra
    grande vale la pena, siempre que no haga que se adeuden.
  • Los jubilados también son notablemente menos propensos que quienes no
    están jubilados a lamentarse por los hábitos de gastos superfluos en
    los últimos cinco años, deseando específicamente haber gastado menos
    en comer fuera (17 % frente a 46 %), ropa (10 % frente a 28 %) ,
    tecnología (8 % contra 20 %), automóviles (7 % contra 17 %) y
    vacaciones (5 % contra 19 %).

Justificar la deuda para solventar compras que valen la pena

Aunque muchas personas están haciendo esfuerzos concertados para ahorrar
y vivir un mejor estilo de vida en la jubilación, la encuesta encontró
que al hacer una retrospectiva de los últimos cinco años, solo el 17 %
de los encuestados deseó haber hecho compras que podía solventar. Esto
puede deberse al alto valor que los encuestados ven en las grandes
inversiones que consideran que valen la pena.

Aunque más de cuatro de cada cinco (84 %) encuestados señalan que no se
sentirían cómodos haciendo compras caras hoy, muchos dicen que podría
valer la pena si dura un periodo largo (57 %), tiene más valor en el
futuro (42 %) o crea recuerdos duraderos (27 %). Quizás debido a su
mentalidad de intercambio social, la generación del milenio es casi tres
veces tan propensa como otras generaciones a justificar un gasto grande
si genera recuerdos duraderos (61 % frente a 21 %); esta generación
también es propensa a considerar que un gran gasto vale la pena si
sienten que es una oportunidad única en la vida (55 % frente a 28 %).

Además, la mayoría de los que incurrieron en deudas para pagar grandes
gastos, como la educación de sus hijos (91 %), su propia educación (88
%) y automóviles (80 %), está de acuerdo en que estas obligaciones
financieras particulares “valieron la pena”.

Asignar un alto valor a los bienes raíces

Este mismo sentimiento es cierto, ya que se relaciona con el hogar, ya
que casi todos (94 %) los estadounidenses no se arrepienten de lo mucho
que gastaron en bienes raíces en los últimos años. Del mismo modo, la
mayoría de los que han asumido deudas para pagar por sus hogares (92 %)
y por mejoras o renovaciones en el hogar (74 %) sienten que estas deudas
valieron la pena. La mayoría (66 %) de los encuestados también considera
que se justificó endeudarse para solventar el capacidad para mudarse a
una nueva zona.

Sin embargo, más de nueve de cada 10 (96 %) también admitieron que no se
sentirían cómodos viviendo en una casa que cuesta más de lo que pueden
pagar hoy.

“Si bien tiene sentido asumir parte de la deuda, los encuestados deben
ser conscientes de que la deuda no es siempre una carga fácil de
manejar”, manifestó Levine. “Algunos de los principales lamentos de los
encuestados de este año incluye el hecho de desear haber pagado la deuda
más rápido y evitar endeudarse por completo. Así que es importante
mantener manejable su nivel de deuda para ayudar a equilibrar los gastos
con los ahorros para la jubilación”.

Para obtener información en detalle acerca de las conductas y las
prioridades financieras de los estadounidenses acaudalados, lea la
totalidad del informe Fall 2015 Merrill Edge Report o responda nuestra
encuesta aquí.
Se puede encontrar una infografía complementaria disponible aquí.

Merrill Edge Survey Methodology
Braun Research, Inc. realizó una
encuesta telefónica representativa a nivel nacional en nombre de Merrill
Edge. La encuesta se realizó entre el 8 y el 20 de septiembre de 2015, y
comprendió a 1001 encuestados acaudalados en todo EE. UU., que se define
como personas con activos de inversión (valor de todo el efectivo,
ahorros, fondos mutuos, CD, IRA, acciones, bonos y todo otros tipos de
inversiones excluidas la vivienda principal y otras inversiones en
bienes raíces). Los encuestados en el estudio se definieron con edades
entre 18 a 34 años (generación del milenio) con activos de inversión
entre 50 000 USD y 250 000 USD o con edades entre 18 a 34 años con
activos de inversión entre 20 000 USD y 50 000 USD con un ingreso anual
de al menos 50 000 USD; o mayores de 35 años con activos de inversión
entre 50 000 USD y 250 000 USD. Se realizó un sobremuestreo de 300
personas acaudaladas en los siguientes mercados: San Francisco; Los
Ángeles; Condado de Orange, California; Dallas; Nueva Jersey; el Sur de
la Florida; Chicago y Phoenix. Los mercados de Chicago y Phoenix fueron
los últimos encuestados en esta muestra. El margen de error es de +/-
3,0 % para la muestra nacional y alrededor de +/- 5,7 % para los
mercados con sobremuestra, todos reportaron un nivel de confianza del 95
%.

Merrill Edge
Merrill Edge es un servicio de inversión modernizado
que ofrece acceso a percepciones de inversión de Merrill Lynch y a la
comodidad de la banca de Bank of America. Con Merrill Edge, los clientes
pueden ver su inversión en Merrill Edge y sus cuentas bancarias de Bank
of America en una sola página en línea. También tienen acceso a
herramientas fáciles de usar, percepciones procesables, orientación
personalizada y precios competitivos para las negociaciones en línea. Si
los clientes prefieren recibir asesoramiento y orientación para alcanzar
y realizar un seguimiento de los objetivos financieros, Merrill Edge
Roadmap® les permite trabajar de manera personalizada con un Asesor de
Soluciones Financieras de Merrill Edge para desarrollar un plan de
acción personalizado y recibir recomendaciones específicas de inversión
adaptadas a ellos y a sus metas personales.

Bank of America
Bank of America es una de las instituciones
financieras más grandes del mundo, que presta servicios a clientes
individuales, pequeñas y medianas empresas y grandes corporaciones, con
una amplia gama de operaciones bancarias, de inversión, administración
de activos y otros productos y servicios financieros, y de
administración de riesgo. La compañía brinda un servicio incomparable en
los Estados Unidos; atiende a, aproximadamente, 47 millones de clientes
y pequeñas empresas, con cerca de 4700 centros financieros minoristas y,
aproximadamente, 16 100 cajeros automáticos, y una banca en línea
galardonada con 32 millones de usuarios activos y más de 18 millones de
usuarios móviles. Bank of America se encuentra entre las principales
compañías de administración de patrimonio del mundo, es líder mundial en
comercialización y banca de inversión y comercial en una amplia gama de
clases de activos, y presta servicios a corporaciones, gobiernos,
instituciones y personas en todo el mundo. Bank of America ofrece
respaldo líder en la industria a aproximadamente 3 millones de
propietarios de pequeñas empresas a través de una serie de productos y
servicios en línea innovadores y fáciles de usar. La compañía presta
servicios a clientes a través de operaciones en la totalidad de los 50
estados, el Distrito de Columbia, las Islas Vírgenes de los Estados
Unidos, Puerto Rico y más de 35 países. Las acciones de Bank of America
Corporation (NYSE: BAC) se cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Visite la sala de prensa de Bank of America para obtener más noticias
de Bank of America
.

www.bankofamerica.com

Los productos bancarios son proporcionados por Bank of America, N.A., y
los bancos afiliados, Miembros FDIC y subsidiarias de propiedad absoluta
de Bank of America Corporation.

Merrill Edge® está disponible a través de Merrill Lynch,
Pierce, Fenner & Smith Incorporated (MLPF&S), y comprende al Merrill
Edge Advisory Center (orientación de inversión) y a la inversión en
línea autodirigida.

MLPF&S es un corredor de bolsa registrado, Miembro SIPC y subsidiaria de
propiedad absoluta de Bank of America Corporation.

Productos de inversión:

No están asegurados por FDIC         No tienen garantía bancaria         Pueden perder valor

© 2015 Bank of America Corporation. Todos los derechos reservados.

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión
oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación
y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única
versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Los periodistas pueden comunicarse con:
Kristen Georgian, Bank of
America, 1.617.434.0234
kristen.e.georgian@bankofamerica.com