Líderes empresariales expresan apoyo a propuestas de inmigración bipartidistas

Líderes empresariales expresan apoyo a propuestas de inmigración bipartidistas

Líderes empresariales expresan apoyo a propuestas de inmigración bipartidistas

Los jóvenes soñadores de Florida junto con venezolanos y haitianos son beneficiados por leyes de inmigración como TPS y DACA.

Los jóvenes soñadores de Florida junto con venezolanos y haitianos son beneficiados por leyes de inmigración como el Programa de Estatus Temporal (TPS, en inglés) y el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, en inglés) que les permite permanecer legalmente en el país y los protege de ser deportados. Sin embargo, estos programas no garantizan que en el futuro sigan estas protecciones y para muestra el fallo judicial reciente sobre DACA que resultó desgarrador para millones de familias y decenas de miles de jóvenes inmigrantes que esperaban recibir una aprobación de DACA que quizás nunca llegue.

“Personas que tienen TPS como yo, pedimos, exigimos, añoramos, un camino a la ciudadania porque estamos llenos de incertidumbre. Lo que queremos es una certeza de que podemos seguir viviendo en este país. Soy venezolana y el pasado marzo el presidente Joe Biden asignó TPS para venezolanos, pero los venezolanos tenemos sueños en este país que no son temporales”, afirmó Cecilia González estudiante de 22 años que reside en Kissimmee.

Hasta el momento hay una esperanza de que el proyecto de ley SECURE del Senado se apruebe para apuntalar la actual fuerza laboral inmigrante, por eso, pequeños empresarios como Adi Acurero propietaria de Q’Kenan Restaurant, abogan por los inmigrantes porque creen que la economía necesita que estos proyectos de ley del Senado se aprueben rápidamente.

“Esta causa del TPS la estoy apoyando desde hace años y estoy alegre que se hizo efectiva este año. Y como no apoyar a los jóvenes inmigrantes si son el futuro de este país. Ellos necesitan el TPS y la residencia. Soy venezolana y apoyo a otros que necesitan de eso. Todos los empresarios debemos unirnos a los demócratas y republicanos para apoyar esta causa”, agregó Acurero.

Ante tal panorama varios jóvenes inmigrantes de Florida Central cubiertos bajo DACA, así como venezolanos y haitianos que tienen el TPS pidieron a los senadores republicanos de Florida Marco Rubio y Rick Scott que copatrocinen la Ley SECURE, también que apoyen soluciones de inmigración bipartidistas como la Durbin-Graham Dream Act de 2021.

 “Durante su campaña política tanto el senador Marco Rubio como el senador Rick Scott le prometieron a la comunidad latina y especial a la comunidad venezolana un camino a la ciudadanía. Ahora estando en el cargo nos ignoran. Nosotros tenemos el poder de decidir si se quedan o se van. Todavía el senador Marco Rubio tiene la oportunidad de hacer lo correcto. La urgencia es que hemos esperado 20 años. Los nicaragüenses y salvadoreños tienen el TPS desde 1992 y no queremos que lo mismo pase con los venezolanos”, comentó Sarnuel Vilchez, quien trabaja con ABIC. Explicó que el camino más fácil para ayudar a estas comunidades es a través del proceso de reconciliación que necesita 10 senadores republicanos que apoyen el SECURITY Act. “Estamos cansados de promesas y en particular Rubio tiene que saber que la comunidad inmigrante está al tanto de sus acciones y que estamos cansados de sus promesas y que lo necesitamos del lado de nosotros”, afirmó Vilchez.

Una ley de reconciliación es un proyecto de ley aprobado en el Senado o la Cámara de Representantes en la Ley de Presupuesto del Congreso. El propósito de la reconciliación es implementar cambios de política en el presupuesto federal sin pasar por alto el debate de dicha ley.

Podría interesarte: Los indocumentados protegidos por el TPS, no tendrán la “green card”

Este llamado es parte de la Semana de Acción de la Coalición de Inmigración Empresarial Estadounidense (ABIC, siglas en inglés) que se lleva a cabo en el Capitolio y en todo el país para impulsar soluciones de inmigración que fortalezcan la economía de Estados Unidos y que promueve una reforma migratoria de sentido común para la competitividad económica, emplear talento altamente calificado y que permita la integración de inmigrantes a la economía.

El movimiento se produce justo cuando un juez de Texas dictaminó la semana pasada poner fin al programa DACA y bloquear la inscripción de nuevos solicitantes, cuando más de 400 líderes empresariales y educativos firmaron una carta instando a los líderes Schumer y McConnell a ayudar a aprobar la Ley DREAM.

Sirenio Cervantes de 28 años vive en Blueberry Florida. Es originario de Guerrero, México quien desde el 2013 es beneficiado por el DACA y “sueña” con tener la ciudadanía americana. “Tengo temor de que un día ya no pueda renovar mi DACA, que no pueda seguir trabajando y seguir estudiando, por eso les pido a los senadores que apoyen una reforma que también abarque a nuestros padres que han sacrificado mucho por las familias”, dijo el mexicano quien ha empezado a estudiar una maestría en salud pública.

“Soy venezolano llegué hace un año a Florida. La situación en mi país prácticamente me obligó a quedarme y con el TPS que el presidente Biden implementó en marzo creo que nos da la oportunidad a los venezolanos que tenemos una situación muy grave en nuestro país, de poder trabajar y estudiar acá, pero creo que no es suficiente. Necesitamos una seguridad, no depender de algo que se va a terminar eventualmente”, dijo Gabriel Ortiz de 25 años, beneficiario del TPS y abogado y va a hacer una maestría en derecho.

Al llamado se unieron empresarios, líderes comunitarios y oficiales electos de los partidos Demócrata y Republicano para pedir por una acción bipartidista que solucione el tema migratorio de comunidades como la venezolana, nicaragüense, haitiana y salvadoreña, además de los DACA con la ley que proveería un camino a la ciudadanía. Por su parte los oficiales electos Johanna López, quien es miembro de la Junta Escolar del Condado de Orange, Jon Arguello, miembro de la Junta Escolar del Condado de Osceola, así como el representante estatal Travaris McCurdy y el senador estatal Víctor Torres apoyaron a los activistas inmigrantes.

Además, varias estrellas del béisbol venezolanas retiradas, entre ellas Wilson Álvarez, Jesús Marcano Trillo, Giovanni Carrara, Dámaso Blanco y Rouglas Odor, enviaron una carta a los senadores Marco Rubio y Rick Scott instándolos a copatrocinar la Ley SECURE, que le proporcionaría un camino a la residencia permanente a aproximadamente 650,000 titulares de TPS, incluidos más de 320,000 venezolanos, la mayoría de los cuales viven en Florida.

Según los activistas, la indiferencia de los senadores hacia la reforma migratoria ignora las contribuciones que los inmigrantes, como los “Dreamers” y los titulares de permisos TPS, han hecho a la economía del estado. Con una mayoría de votantes estadounidenses apoyando un camino hacia la ciudadanía, se les recuerda a los senadores que la indiferencia y la inacción no serán toleradas en las elecciones del 2022.

“Le dijimos a los demócratas que deben actuar ahora para brindar un camino hacia la ciudadanía para millones, no solo para los jóvenes inmigrantes, sino también para los titulares de TPS, los trabajadores agrícolas y los trabajadores esenciales, a través de la reconciliación o cualquier medio posible, mantendremos la presión sobre los demócratas hasta que se cumplan nuestras demandas de un camino hacia la ciudadanía”, comentó Greisa Martínez, de United We Dream quien viajó a Washington DC a cabildear con los congresistas.

Ariane Eduardo, directora in terna de IMPAC Fund que es el capítulo en Florida de ABIC, expresó que su enfoque es enviarles el mensaje a los senadores Scott y Rubio para que apoyen la legislación bipartidista que ya tiene el apoyo de la comunidad, especialmente la comunidad hispana, venezolana, haitiana y de toda la Florida Central.

“Tenemos el apoyo de cámaras de comercio y sin embargo no tenemos el apoyo de nuestros senadores en causas que son esenciales como un camino a la ciudadanía para las personas que ya tienen TPS y para los ‘dreamers’ que han estado aquí por mucho tiempo y viven bajo tanta incertidumbre. Le pedimos a los senadores que se dejen de los juegos”, expresó Eduardo quien es originaria de República Dominicana.