Categories
NUESTRA COMUNIDAD ORLANDO

Salen en defensa de Hiram Turull dueño del restaurante El Cilantrillo

El dueño de El Cilantrillo Restaurant ubicado en Orlando enfrenta un alegado boicot a su negocio por reunirse con Donald Trump

image_pdfDescarga la nota

Después de que Hiram Turull, dueño de El Cilantrillo Restaurant ubicado en Orlando participó la semana pasada en una mesa redonda con Donald Trump en el sur de Florida, recibió muchas críticas por el hecho de aceptar la invitación del Presidente de Estados Unidos a discutir las varios aspectos de las ayudas para los latinos.

Poco después el empresario puertorriqueño publicó en sus medios sociales una selfie con Trump y comenzó a recibir fuertes críticas y hasta el intento de boicot para que la gente ya no visitara su restaurante. Sin embargo, su negocio recibió el apoyo abrumador de la comunidad e incluso el restaurante comenzó a observar un aumento de comensales.

“Todos esos que están criticando a este emprendedor puertorriqueño se la pasan comiendo en el restaurante El Cilantrillo, ahora resulta que son enemigos del dueño y que tiene que darles cuenta si se reúne con Trump”, comentó el locutor puertorriqueño Luis Hernández. “Lo que importa es que fue para allá porque es un ciudadano un hombre decente, de familia y porque el presidente de los Estados Unidos lo invitó”.

Hiram Turull y Tomás Javier Rivera.

Hernández mencionó a través de su programa radial El Show de Luis Hernández que algunos puetorriqueños se sientieron ofendidos con la reunión de Turull y Trump. “Es el caso de Pablo Cáceres. No sé por qué se la pasa criticando muchísimo la situación del dueño de El Cilantrillo. Él [Cáceres] se la pasa comiendo allí y ahora se la pasa criticándolo. Pablo se cree que porque va a votar por Biden va a boicotear a El Cilantrillo. Al dueño de El Cilantrillo hay felicitarlo y apoyarlo, no boicotearlo como dijo Pablo Caceres y han dicho otros en las redes sociales”, señaló el locutor republicano.

“Quiero aclarar que las expresiones que publiqué en mi Facebook personal en nada tienen que ver con el Restaurante El Cilantrillo y su Dueño Hiram Turrull. Patrocino su restaurante desde el primer día y consideró a sus dueños amigos de mi familia”, Pablo Cáceres que es empresario en la industria del entretenimiento y líder comunitario.

Turull, un puertorriqueño dueño de El Cilantrillo Restaurant que tiene dos localidades una en Orlando y otra en Kissimmee. Él participó en una mesa redonda en Miami durante la visita de Trump al Estado del Sol. Turrul elogió y agradeció el apoyo dado a los pequeños empresarios a través de los préstamos del Programa de Protección a la Nómina (PPP, en inglés) con los que pudo mantenerse a flote. También dijo que estaba muy agradecido con Trump por proveer ayuda a los pequeños negocios, el apoyo a Puerto Rico después del huracán María y por hacer esfuerzos por traer la industria farmacéutica de vuelta a la Isla Caribeña.  

Este evento fue organizado por Latinos for Trump con el propósito de resaltar “la buena relación de los hispanos con Trump”. La actividad incluyó la participación de varios negociantes hispanos en una mesa redonda donde participo Turull representando a los empresarios puertorriqueños.

Pablo Cáceres que es empresario en la industria del entretenimiento y líder comunitario aclaró a La Prensa las alegadas críticas al dueño de El Cilantrillo.

“Quiero aclarar que las expresiones que publiqué en mi Facebook personal en nada tienen que ver con el Restaurante El Cilantrillo y su Dueño Hiram Turull. Patrocino su restaurante desde el primer día y consideró a sus dueños amigos de mi familia”, aseguró Cáceres.

Tomás Javier Rivera, empresario de espectáculos respaldo a su amigo, comerciante y emprendedor. “Me llenan de orgullo todos sus logros y que gente maliciosa venga a dañar la imagen de su familia y su negocio 100% puertorriqueño pues están mal. Podremos tener desavenencias políticas pero no llevar el fanatismo a empañar la imagen de un ganador. Apoyo al Restaurante El Cilantrillo desde sus comienzos y allí siempre estaré y sus dueños son de mi digna admiración”, dijo el puertorriqueño.

“En mi corazón y moralidad no existe boycotear a nadie por religión, política o preferencia sexual. Todos somos hijos de Dios y somos iguales. Tolerar es amar a la sociedad. Yo no veo ninguna diferencia entre Goya ni el gran Turrull y su Cilantrillo. Pero otros intolerables sí. Y eso está mal. Voy a Cilantrillo el Viernes a las 3:00 y espero darte un gran abrazo Tomas Javier Rivera y a Turrull”, afirmó Carlos Colón, residente de Orlando.

“No cabe duda de que hay oportunidades a las que no se les puede decir no! El ser invitados a una mesa redonda para poder interactuar con el actual presidente de los Estados Unidos, fuera quien fuera, en representación de pequeños negocios hispanos nos llena de orgullo, ya que, entre miles de negocios hispanos, fuimos escogidos sin mirar afiliación política. Esto quiere decir que fuimos como pequeños negocios puertorriqueños y latinos, porque orgullosamente me considero un trabajador puertorriqueño que lucha día a día para mantener a mi familia y darle trabajo seguro a mis empleados para que así sostengan económicamente sus hogares”, comentó Turrul.  

Expresó que “fanáticos de ambos partidos” opinaron en contra de él y su negocio con odio. “Díganme ustedes. Si les hicieran un llamado entre miles de persona para hablar de sus negocios, de la economía y de cómo hemos manejado nuestra industria en tiempos difíciles como es el Covid, el poder ser una voz representativa, ¿ustedes dirían que no?  Es muy fácil tirar lodo y manchar reputaciones por el fanatismo politico”, agregó Turrul.  

El empresario recordó que vino a Estados Unidos hace más de 20 años y que ha trabajado arduamente para salir adelante. Afirmó que tiene una trayectoria intachable tanto como gerente bancario, así como  empresario.

“Llegué sin nada a esté país, solo con estudios, una bendecida familia y unos padres espectaculares que me enseñaron a amar y tener respeto por el prójimo. Respeto a mis amigos, pero no toleraré ofensas, ni que ofendan a mi familia, solo porque no estén de acuerdo con nosotros. Recuerde, aunque quieran hacerme daño, a la larga afectan a otras familias que también viven de nuestra empresa”, afirmó el empresario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *