SOBRE EL PROPÓSITO

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

La vida se trata del día a día. Las cosas llegan a tu vida en cualquier momento; por lo tanto, hacer planes pudiera ser una pérdida de tiempo, si tomamos en cuenta que no siempre somos nosotros quienes determinamos el ritmo de las cosas. Quizás sea más acertado vivir con PROPÓSITO. De esta manera siempre caminaremos con un norte definido.

No podemos esperar al final de cada año para decretar cambios importantes en nuestra vida, pues las grandes oportunidades llegan de repente; a veces las vemos venir y en otras ocasiones, nos sorprenden al llegar sin avisar. Es por eso que debemos estar listos en todo momento… SE LLAMA PROPÓSITO.

La basura se acumula en la entrada de nuestra casa todos los días… no podemos esperar a la próxima semana para resolverlo. Nos pasa igual a nosotros. La casa, al igual que nuestra vida, ambas se limpian cada vez que sea necesario y nuestra puerta tiene que estar despejada en todo momento… PROPÓSITO.

Bajar de peso no debe ser un castigo diario. Jamás cambiaría una salida  con los amigos a un Sushi Bar o a comer alitas, por ahorrar un par de calorías. Quizás sea mejor comer saludable, no importa donde estés… PROPÓSITO.

Trabajar ideas propias debe ser un trabajo constante. La creatividad está ahí, pero hay que retarla y provocarla cada día. El resultado de mañana dependerá de aquello que emprendas hoy… PROPÓSITO.

Estar receptivos a nuevas experiencias es importante. Las relaciones se cultivan con el tiempo; algunas florecen y otras nunca lo hacen, porque solo son “Mala Hierba”. Limpiar nuestro jardín es nuestra responsabilidad, pues solo nosotros decidimos si caminamos entre flores o enredados en la hiedra… PROPÓSITO.

Planificar es importante pero no debe convertirse en una obsesión. Hacer planes específicos para situaciones venideras, podría estar comprometiendo nuestro presente basado simplemente en la especulación. Quizás sea mejor caminar con PROPÓSITO… con la ruta clara y el camino trazado, pero dejando espacio para las maravillas que se esconden detrás de la sorpresa y el descubrimiento.

Vamos con los amigos a comer Sushi y Alitas… Vamos a limpiar nuestra casa cada vez que el viento traiga basura a nuestra puerta… Vamos a sacar la mala hierba de nuestros jardines… Vamos a aceptar las buenas oportunidades, pero también las vamos a provocar. Caminemos de frente aprovechando cada segundo… estableciendo un balance entre una ruta definida y la apertura necesaria para REDESCUBRIR…

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!