Sobre la felicidad

Sobre la opinión

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

Es interesante ver como se ha desvirtuado el concepto sobre la “Opinión”. Se usa indiscriminadamente desde la “protección” que nos brinda el Derecho a la Libre Expresión que, aunque ciertamente está protegido por nuestra constitución, no es menos cierto que debe venir acompañado de un nivel de responsabilidad. Nada se compara a la libertad de decir lo que pensamos y sentimos… sin embargo es importante tener claro lo que estamos expresando. 

Una OPINION debe estar basada en un análisis serio, honesto, objetivo y transparente del asunto por el que estamos opinando. Debe reflejar lo que pensamos, luego de explorar todas las vertientes que componen la situación por la cual nos queremos expresar. Si esto no es así, entonces no estamos expresando una OPINION… solo estamos hablando desde nuestros PREJUICIOS. Ese mismo prejuicio que ataca a los negros por ser negros… a los gordos por ser gordos… a los gays por ser gays… a los hispanos por ser hispanos… a los zurdos por ser zurdos… y a todo aquello que se “aparte” de lo que pensamos, debe ser la “norma”. 

Si una mujer BLANCA hermosa nos pasa por el lado, decimos: “Que mujer tan bella…”  Pero si esa mujer hermosa que nos pasa por el lado, es NEGRA, entonces decimos: “Que NEGRA bella”. ¿Qué pasa… que ser bella cuando eres BLANCA es “Normal” pero cuando eres NEGRA es una excepción…??? 

A mí una vez me dijeron… “Fíjate, estás gordito… pero tienes una cara linda y un no sé qué, que me gusta”. En ese momento me percaté que para cumplir con el ideal de belleza masculina, tenía que usar pantalones talla 34 o más pequeños.  Demás está decirles que nunca le acepté ni una invitación al cine y mucho menos a un restaurante; tuve miedo que para cumplir con sus estándares, solo pudiese pedir lechuga y agua para cenar. 

Puede interesarte: Sobre las METAS… y el pecio a pagar

Tengamos cuidado cuando expresemos nuestra “OPINION”, que esta no venga matizada por nuestras frustraciones personales y las limitaciones autoimpuestas. Si, porque en ocasiones esa “LIBERTAD AL EXPRESARNOS” no es otra cosa que una proyección de lo que queremos y aún no hemos podido lograr… y entonces “tímidamente” se asoma por nuestra boca ese “inocente” boicot emocional hacia aquellos que si lo han logrado o al menos están en la ruta. 

Sobre la opinión

Nadie es responsable de las metas que no hemos logrado. El Universo está ahí para todos. Ciertamente OPINAR es nuestro derecho… ejérzalo… opine… exprese… exponga… debata… pero siempre con CRITERIO y sabiendo que tendrá que asumir las consecuencias de sus palabras. De lo contrario, no está emitiendo una OPINION… solo está dejando que sean sus PREJUICIOS quienes hablen por usted… y de prejuicios ya tenemos bastante.  

Te invito a que me sigas en Facebook e Instagram como Edwin Ocasio.

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!