Connect with us

Hi, what are you looking for?

CORONAVIRUS

El querido locutor Epi Colón celebra haberle ganado la batalla al coronavirus

Y la comunidad no lo dejó solo y lo llenó de oraciones… y donaciones

Si hay un caballero de la radio de Orlando sin duda ese es Epifanio Colón, el locutor puertorriqueño reconocido y querido por la comunidad hispana de Orlando no solo por su sentido del humor, sino por la manera tan honrada de hacer radio. Nunca se le ha escuchado una mala palabra o denostar a algún personaje de la vida local, sino todo lo contrario su única meta es divertir a la audiencia.

El locutor relató a el programa radial de Jorge Pabón ‘El Molusco y los Reyes de la Punta’ que se transmite en Puerto Rico, la incertidumbre, el miedo y el dolor de padecer esta enfermedad que vivió y sobrevivió gracias a las oraciones de cientos de personas que estuvieron al pendiente de su salud espiritual, pero también económicamente ya que a través de Gofundme le donaron apoyo monetario.

El locutor relató a el programa radial de Jorge Pabón ‘El Molusco y los Reyes de la Punta’ que se transmite en Puerto Rico, la incertidumbre, el miedo y el dolor de padecer esta enfermedad.

“Los daños que te quedan son como a si estuviera fumando por 10 años, cuando no he fumado. Sufrí agotamiento, la falta de aire al hacer cualquier esfuerzo. En los últimos ochos días yo no podía hablar porque tenía que ser disciplinado para que mi aire fuera solo para elevar los niveles de oxigenación y que no se me fuera”, según el relato conmovedor de Epi.

Posted by Epifanio Colon on Tuesday, July 14, 2020

Dejó de salir al aire porque debido a la pandemia se suscitaron cortes de la publicidad en su programa de radio ‘Los Duros con Epy y Bebo’ que se transmitía por Urbana 103.5 FM todas las mañanas. No obstante, tenía que seguir generando el sustento para su familia y siguió trabajando en la panadería propiedad de él y su esposa. A pesar de que se cuidó muchísimo el cree que allí se contagió.

Contó que a mediados de junio tuvo dolores fuertes que empezó a manejarlos con Advil, pero no fue suficiente ya que el 17 de junio llegó a tener una fiebre que subió hasta 107. Lo trató de controlar, pero el 21 de junio, Día del Padre, ya estaba muy enfermo.

“Me animé y fui solo a hacerme la prueba en el Centro de Convenciones del Condado de Orange, pero no pasaba nada. Ya mi esposa estaba sintiendo síntomas menos graves y esta vez fuimos juntos a hacernos la prueba”, contó el locutor visiblemente emocionado al recordar que ya no podía esperar los resultados de su prueba y decide ir a la sala de emergencias el jueves 25 de junio. En ese momento su esposa solo sufría de diarrea, dolor de cabeza, taquicardia y algo de debilidad

“Fui a emergencias. Allí llegué agotado, con dolor y fiebre. Me dicen que tengo neumonía, que es un síntoma que puedes manejar en casa. Ya me estaban dando la receta para darme bombazos y un antibiótico para manejar la neumonía en la casa, pero la a enfermera me dijo que mi oxigenación que llegó de 92 ya estaba en 82. El médico de emergencia me admitió porque con la neumonía se podía tratar en casa, pero no la oxigenación”, dijo Epi.

Una de las partes más duras de esta enfermedad, admite, es que cuando su hijo lo dejó en el hospital, fue como una despedida implícita, asumiendo que si te va bien “te volvemos a ver” y si no, esa es la despedida, porque los familiares no lo verán más, dijo casi rompiendo en llanto. “Esa es la parte emocional de la enfermedad”.

Los médicos se comunicaban con él por medio de un aparato Ipad y por teléfono. Los profesionales de la salud, enfermeros y personal del hospital lo visitaban una vez al día. Después era quedarse solo, superando el Covid-19 a su suerte. En los momentos más críticos su respiración bajo a un 20 por ciento, pero cuando llegó a un 80 por ciento ya estaba celebrando porque había logrado sobrevivir a este virus tan nuevo, como letal.

“Epi eres un luchador siempre lo has sido. Desde pequeños cuando estudiábamos juntos. Te tengo en mis oraciones y a tu familia también. Vas a dar testimonio de lo que Dios hará en ti”, escribió su amiga Giselle Cruz.

Epi salió del hospital el sábado 11 de julio aun con debilidad que son las secuelas de la enfermedad. Durante su hospitalización cientos de mensajes de aliento fueron escritos en las redes sociales, que el comunicador agradeció con un último mensaje: “He peleado duro esto. Dios me agarró con ustedes y junto al tratamiento realizado por doctores, enfermeras, asistentes, terapistas respiratorios y un ejército de ángeles, hoy vivo el milagro de estar vivo. Querida gente gracias por las oraciones, empatía y bondad. Los amo”, finalizó Epi.

Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like

ORLANDO

Debido a la desaceleración económica que se vive en la Florida se observa un regreso de boricuas a su terruño sin importar la inestabilidad...

ORLANDO

Un tornado impactó en el centro de Orlando el sábado por la noche como consecuencia de la tormenta Cristóbal. El Cuerpo de Bomberos del...

Sticky Post

Alianza for Progress junto a un grupo de personas y organizaciones han demandado al gobernador de Florida Ron DeSantis. Los grupos argumentan que los...

ESTADOS UNIDOS

El oficial de policía de Minnesota que se muestra arrodillado en el cuello de George Floyd también posee una casa cerca de Windermere, según...

Copyright © 2020 La Prensa Florida. Diseño: Stone Paper Studio