Habrá celebración virtual de los 100 años del voto de la mujer estadounidense

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota


Hace un año We the Women Movement (Movimiento de Nosotras las Mujeres) empezó a trabajar en la planeación para celebrar con un gran homenaje los 100 años de que la mujer estadounidense obtuvo el derecho al voto. Esto fue antes de la pandemia del Covid-19.

“Queríamos una celebración muy grande, pero no se pudo dar por la situación de pandemia que estamos viviendo, entonces decidimos en la Junta Directiva que esta fecha no pasara desapercibida pues se cumplen 100 años. Haremos un Zoom a nivel mundial con gente desde India, Argentina, Paraguay, México, Honduras, España, Austria, Nigeria, Pakistán… con todas las mujeres representativas de sus países que van a hablar de ese tema”, comentó a  La Prensa, Sonia Scarpetta, directora de We the Women Movement.

Pero antes, el sábado 22 de agosto a las 2 pm, habrá un evento educativo previo a la gran celebración y se hizo a una hora y fecha específicas para que las representantes de 30 países se conecten y puedan dar a conocer la historia del voto femenino en sus países. We the Women Movement va a ser la organizadora de la plataforma, pero también se están uniendo muchos participantes como Mi Familia Vota y Global Network. Las personas interesadas pueden acceder a este festejo virtual por medio de Facebook e Instagram, todo el mundo está invitado y van a poder enviar sus preguntas a través de los mensajes en Zoom.

Por otro lado, el miércoles 26 de agosto será el homenaje virtual que celebra los 100 años del voto de la mujer en EEUU. Esto va a ser a las 10:30 am y habrá música y el estreno de una canción relacionada con el voto femenino y los saludos de personalidades.

Entre quienes forman parte de la Junta directiva de esta organización sin fines de lucro, se mencionan a Clara Inés Díaz Vázquez, directora ejecutiva de la organización y Luis Martínez, quien funge como director de Relaciones Públicas. También cuentan con el apoyo de líderes comunitarios de varios países y se ha unido al homenaje la League of Women Voters (La Liga de Mujeres Votantes) de los condados de Orange y Seminole. También están asociadas con la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés).

“Queremos que la mujer se sienta merecedora de este galardón (voto), que no necesitas haber nacido acá. Necesitas simplemente sentirse feliz y agradecerle a este país por las posibilidades y derechos que tenemos”, dijo Díaz.

Y es que los inmigrantes latinoamericanos tienen que pasar por un proceso, a veces de muchos años, para lograr la ciudadanía estadounidense y con esta, el derecho al voto y cuando por fin se logra, muchos no lo ejercen, por tal motivo Scarpetta dijo que su misión es educar de cómo se vota en las elecciones estadounidenses tanto en las primarias como en las generales. 

Por otro lado, los puertorriqueños que son ciudadanos estadounidenses de nacimiento, son menos participativos en las elecciones de EEUU. Por ejemplo, dijo Martínez quien es puertorriqueño, en la isla están bien acostumbrados a los procesos electorales donde más del 80 por ciento de la población vota, “decimos coloquialmente que la política es el deporte nacional de Puerto Rico porque todos son bien pasionales con ese tema”, comentó. 

Sin embargo, cuando los boricuas llegan a EEUU se desprenden del mundo político local, porque vienen frustrados de como se hace política en Puerto Rico y de la situación económica y política que ha afectado a la isla en las últimas dos décadas.

“Considero que es un error porque al entrar a una nación tan grande, las minorías hoy en día están cobrando fuerza y de nada vale ser una comunidad minoritaria numerosa si no nos beneficiamos a través de ejercer el derecho al voto para que cuando hagan las leyes nos tengan en mente”, dijo Martínez.

Agregó que además en Puerto Rico se vota cada cuatro años. Mientras aquí se está votando todos los años y se vota por los jueces, representantes a la Junta Escolar, por alguacil, por alcaldes de ciudades y condados…

“A esto un boricua no está acostumbrado y le toma mucho tiempo adaptarse al proceso electoral y a conocer cómo están distribuidas las jurisdicciones electorales”, afirmó Martínez. “Yo represento a los caballeros en este esfuerzo colaborativo. Gracias a Sonia y Clara por invitarme porque entiendo que el voto es un asunto de todos y creemos mucho en la diversidad porque es importante el voto de la mujer, porque muchas de ellas son el pilar en la comunidad latina. Ejercen gran influencia en sus familiares para exhortarlos a que salgan a votar”.

Por su parte Díaz Vázquez, quien es originaria de Colombia recordó que en su país son apasionados con los procesos electorales.

“Creemos firmemente que la única forma de cambiar nuestra circunstancia es tomando un interés en las elecciones. Desde muy joven aprendí cómo era que mi influencia se iba a ver reflejada a través del voto. Aprendí a tomar el tiempo de analizar a los candidatos. De mi parte colombiana traigo la necesidad de participar en los procesos de este país maravilloso que nos abrió a todos las puertas y que nos ha dado miles de opciones y no hay otra manera mejor que participar en la vida pública y civil a través de participar en estos procesos” concluyó la colombiana.

Historia We the Women Movement

Cuando estudiaba Justicia Criminal en la Universidad Ana G. Méndez, Scarpetta contribuyó con un libro dirigido por un maestro de esa escuela. Entre varios alumnos analizaron la Constitución de EEUU y a Scarpetta le tocó analizar la Enmienda 19th de Susan Anthony que tardó 120 años en promulgarse.

Ese libro fue terminado en el 2014 cosa que llevó al grupo de alumnos a visitar en Washington a la jueza puertorriqueña Sonia Sotomayor a quien le entregaron el libro en su propia mano.

La historia cuenta que cuando los Padres Fundadores de la Patria escribieron la constitución de EEUU, incluyeron a las mujeres en los derecho del voto, tal y como lo dice la frase “We The People” (Nosotros la gente). Pero este derecho se revocó en el año 1800, porque los hombres ejercieron su poder machista y dijeron que la mujer no era participante del voto, “un derecho solo reservado para los hombres”.

Fue hasta 1848 que se realiza la Seneca Falls, la primera convención de derechos de las mujeres estadounidenses. Allí se dan cuenta que han sido maltratadas, despojadas de muchos derechos como a manejar sus propios bienes.

Después transcurrieron muchos años de activismo combativo de las mujeres y es en el año 1880 cuando surge la Asociación del Sufragio que se enfocó en buscar el derecho al voto, lucha que culmina el 26 de agosto de 1920, cuando Tennessee radica como el último estado en otorgar el voto a las mujeres.

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!