Los estragos de la Masacre de Pulse, a 5 años de la tragedia

Los estragos de la Masacre de Pulse, a 5 años de la tragedia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

Aún permanecen los estragos por la Masacre de Pulse, en Orlando, Florida. Aunque ya pasaron cinco años, los familiares de las víctimas y los sobrevivientes viven el día a día de los daños psicológicos y físicos provocados por este atentado. 

Estragos de la Masacre de Pulse

El 12 de junio ocurrió una de las peores desgracias para la población estadounidense. El atentado está entre los primeros tres de la lista de masacres de todos los Estados Unidos. Ese ataque fue en Orlando, Florida, en el antro gay Pulse.

Un islamita radical mató a 50 personas, su nombre era Omar Mateen y con un fusil de gran poder, asesinó a diestra y siniestra. Después de lanzar balas a los alrededores, entró a las instalaciones para tomar rehenes. Alrededor de tres horas de atentado, arrojaron números alarmantes de fallecidos.

A estas alturas, los familiares de las víctimas se encuentran en una situación difícil, sobre todo por lo injusto de la situación. Algunos demandaron a la ciudad de Orlando y a algunos policías por no manejar sus estrategias de recuperación de rehenes de manera eficaz. 

El ataque al antro Pulse dejó ver que las medidas del SWAT, que se enfocaban en la espera, podrían no ser efectivas en todas las situaciones.

Quizá te interese: Tragedia de Pulse: los recuerdos y memoriales comienzan este fin de semana

La demanda contra la ciudad y la Policía de Orlando

En el 2018, los familiares de las víctimas presentaron una demanda contra el gobierno de Orlando y sus policías. Esto debido a lo que hicieron y dejaron de hacer durante el ataque.

Uno de los demandantes, Wigberto Capo, cuyo hermano falleció en la masacre, dijo:

“¿Y si los policías de Orlando que respondieron al tiroteo hubieran sido más agresivos con su plan para rescatar a las víctimas y a los rehenes y matar al atacante?”.

En cambio, la policía recalcó su postura, declarando:

“En la mañana del 12 de junio de 2016, los agentes de las fuerzas de seguridad federales, estatales y locales, así como los equipos de emergencia, se pusieron a sí mismos en peligro para salvar tantas vidas como fue posible. Nuestros servicios de primera respuesta están comprometidos con la seguridad de esta comunidad, y están listos para proteger y servir”.

Sin embargo, la demanda relata algo diferente:

“Finalmente, tras cerca de tres horas de permitirle al atacante asesinar y herir a muchas personas indefensas, quienes no tenían otra esperanza que estos acusados, la policía finalmente hace su entrada y neutraliza (al) atacante”.

Este es un problema que indicó una resolución compleja frente a los daños y perjuicios de las familias de los fallecidos, quienes son también víctimas de este ataque.

Ron DeSantis quita el apoyo a las víctimas de Pulse

Las controversias del político Ron DeSantis están en boca de todos. Hace poco, el actual gobernador de Florida firmó una ley que resulta perjudicial para la comunidad LGBTTTIQ+. De igual manera, hizo dos vetos a apoyos económicos, estos eran el The Zebra Coalition y el apoyo para la salud mental de los afectados por la Masacre de Pulse. 

Sin lugar a dudas, las víctimas y los sobrevivientes de una de las peores masacres de todo Estados Unidos, están indignados y ofendidos por esta noticia. Conforme pasa el tiempo, aún quedan familiares que no pueden permitirse una vida normal sin recordar que este horrible evento arrancó a personas de la existencia sin ningún motivo. Es por ello que se hace tanto hincapié en la importancia de esta ayuda financiera y psicológica para ellos, quienes también son víctimas.

“Aquí está @GovRonDeSantis en 2019, de pie en un terreno sagrado, prometiéndome que siempre apoyaría a aquellos de nosotros afectados por el tiroteo en el club nocturno Pulse. Hoy, vetó los servicios de salud mental para nosotros. Nunca lo olvidaré”.

Fueron las palabras de Brandon Wolf, un activista sobreviviente de la balacera.

De igual manera, la demócrata Anna V. Eskamani tuiteó lo siguiente:

“Ayer @GovRonDeSantis promulgó un proyecto de ley que ataca a los niños trans. Ahora, en el segundo día del mes del #Orgullo, VETA dos programas #LGBTQ, uno para jóvenes sin hogar y el otro para la salud mental de los sobrevivientes de Pulse. Es un hombre homofóbico y transfóbico que no debería estar en el cargo”.

Cabe mencionar que las medidas de DeSantis no solo se tratan del veto al programa de apoyo psicológico para las víctimas de la masacre de Pulse, sino que también abarca otros proyectos. Se debe de recalcar que los programas vetados son ayudas que se otorgaban a la comunidad LGBTTTIQ+ y que ahora, ya no existen.

No se puede negar que cuando un evento de esta magnitud sucede, quedará en nuestras memorias y en los recuerdos nacionales por el resto de la historia estadounidense. Los familiares de las víctimas y los sobrevivientes son valientes al luchar contra esta catástrofe de manera diaria. Con estas palabras destacamos nuestro compromiso y apoyo a todos los inocentes involucrados en la masacre, sea de manera directa o indirecta.

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!