¡Patria y Vida!

Cubanos en Orlando.

#SOSCuba es el grito desesperado de los cubanos en Orlando que apoyan a sus compatriotas en la isla caribeña

Miles de cubanoamericanos de Orlando y en toda la Florida salieron a las calles para expresar su apoyo a los miles de compatriotas que marcharon por la isla para protestar por la escasez de alimentos, la falta de medicinas, los altos precios en medio de la crisis del coronavirus que ha empeorado las cosas de por sí ya precarias que vivía la gente. Las pancartas decían: “¡Patria y Vida!”, “Cuba Libre”, “#SOSCuba”, entre otras consignas.

La movilización masiva del domingo en La Habana y en toda Cuba fue una de las mayores manifestaciones contra el gobierno que se recuerden, en un país que atraviesa su peor crisis económica en décadas, junto con un resurgimiento de casos de coronavirus, los manifestantes corearon “Libertad”, “Basta” y “Unidos”.  Y es que la tasa de casos de Cuba se ha disparado en las últimas semanas. La falta de alimentos y suministros médicos fue el motivo de las manifestaciones antigubernamentales en toda la isla el domingo, aunque las tensiones han aumentado a lo largo de 62 años de gobierno comunista y dificultades económicas.

Al ver estas protestas, los exiliados cubanos que viven en Orlando reaccionaron con júbilo y comenzaron a convocar a una protesta que atrajo a miembros de la generación joven que huyeron del régimen comunista. “Los cubanos ya no aguantan más por eso están en la calle. Casi pierdo la vida en el mar huyendo del régimen Castrista. A mí nadie me paga por estar aquí”, dijo Michell Hernández joven de 30 años que tiene cinco viviendo en Orlando y tiene a toda su familia en la isla caribeña.

El movimiento espontáneo tocó un nervio entre algunas de las voces más destacadas de Orlando, incluido Raul Pino, médico de origen cubano que dirige el departamento de salud del condado de Orange. “Simplemente duele. Toda mi familia está allí “, dijo Pino. “Soy el único aquí. Y no he podido hablar ni enviar mensajes de texto ni nada desde ayer”, expresó que incluso faltaban aspirinas para tratar los dolores de cabeza.

Además, una de las respuestas más expresivas al levantamiento en Cuba fue la del senador federal de Florida Marco Rubio de quien sus padres llegaron a Estados Unidos desde Cuba en 1956. El republicano comenzó a lanzar una serie de tweets el domingo temprano compartiendo videos e imágenes de la isla. “Incluso en los pueblos más pequeños toman las calles en #Cuba hoy”, escribió, compartiendo un video de cientos de personas marchando por una calle.

Mayte Torres, reverenda de la Iglesia Episcopal en Orlando dijo que lo sucedido en Cuba es un grito que la gente tenía atorado en la garganta. “Salieron después de muchos años de silencio, de impunidad, de muchas frustraciones del pueblo cubano. Es un momento histórico para todos los cubanos en cualquier parte del mundo. Al momento que vieron que sus familiares estaban muriendo por coronavirus, salieron a protestar”, agregó la cubana que lleva tres años en Florida.

Yamila Pérez, escritora cubana y líder comunitaria dijo es una alegría tremenda ver que por primera vez en 62 años hay una manifestación gigante en diferentes partes de la isla. “Nadie convocó desde aquí. Ni tampoco fue algún político, fue el pueblo cansado, se tiró a la calle a decir basta de represión. Salió exigiendo libertad y es algo bien lindo”, dijo la cubana.

“Espero que haya unidad política, que demócratas y republicanos nos unamos a las palabras de Biden. Que todos sepan que es derecho del pueblo cubano a tener su libertad y demostrar en las calles el derecho universal de expresión. Espero que el presidente Biden tome acciones para que con tecnología que están al alcance de este gobierno, le pueda dar acceso al internet al pueblo de la isla, para que puedan sacar las imágenes que pudimos ver ayer, porque ahora han cerrado el internet en Cuba”, dijo Mel Martínez, exsenador federal de Florida y de origen cubano y quien llegó a la reunión convocada el lunes por el empresario Marcos Marchena, en el parque Blue Jack Park de Winter Garden.

El gobernador republicano Ron DeSantis se unió al coro de voces el domingo para expresar su apoyo a los cubanos que exigen su libertad usando el hashtag “SOSCuba” en las redes sociales. “Florida apoya al pueblo de Cuba mientras toma las calles contra el régimen tiránico en La Habana”, dijo DeSantis en Twitter el domingo.

Mientras la vicegobernadora Jeanette Núñez, una cubanoamericana, se hizo eco de ese sentimiento y escribió “durante más de seis décadas, el régimen despótico de Castro en Cuba ha privado a su pueblo de la vida y la libertad económica. Las imágenes que estamos viendo desde toda la isla son un clamor porque la escasez de artículos de primera necesidad se ha convertido en algo común”.

La representante demócrata Val Demings, del condado de Orange, agregó su apoyo a los cubanos que exigen derechos básicos. “¡Apoyamos al pueblo cubano tanto aquí como en la Isla para exigir democracia, alimentos, vacunas y libertad!”

El lunes, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que ofrecía solidaridad con el pueblo de Cuba y criticaba al régimen autoritario. “El pueblo cubano está haciendo valer derechos fundamentales y universales. Esos derechos, incluido el derecho a la protesta pacífica y el derecho a determinar libremente su propio futuro, deben respetarse. Estados Unidos pide al régimen cubano que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse”, dice el comunicado.

También te puede interesar: Orlando: detienen a manifestante por exigir justicia para Cuba

Biden luego publicó sus propios comentarios, pidiendo al régimen cubano que honre las demandas de sus ciudadanos de derechos humanos básicos. “Apoyamos al pueblo cubano y su clamor por la libertad y el alivio del trágico control de la pandemia y de las décadas de represión y sufrimiento económico a las que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”, dijo el comunicado de Biden.

Oscar Padilla, quien trabaja y reside en Orlando desde hace cinco años, comentó que para los cubanos que viven fuera de la isla, es difícil viajar a ver a sus familiares, ya que el régimen comunista lo ha convertido en una cárcel donde los pocos que van a ver a su familia son requisados, metidos 15 días en un hotel en cuarentena.

Padilla fue participante en el mitin que fue convocado en Sedano’s Grocery en Curry Ford Road. “Un amigo nos dijo que iban a estar aquí apoyando la liberación del pueblo cubano y vine porque me preocupa mi familia que está en Cuba y la situación sanitaria. Cuba predica ser la potencia mundial médica y aunque yo sé que en Cuba hay buenos profesionales, en estos momentos está carente de medicamentos y recursos para sacar al pueblo adelante y por eso es por lo que estoy muy preocupado porque cada día muere gente y no se anuncia en la televisión o la radio. Cuba necesita ayuda, pero el gobierno no quiere pedirla y se ha vuelto incapaz de resolver los problemas”, expresó el cubano.

Las protestas en la isla “Han sido un cúmulo de cosas”, explicó Ramón Martínez exiliado cubano con 25 años viviendo en Orlando. “El COVID-19 está golpeando muy fuerte a la población. Los números de los contagiados está creciendo de manera exponencial. La gente está cansada de estar encerrada pasando hambre, pero llegó el momento de salir a protestar”.

Martínez explicó que los cubanos no son una mayoría en Orlando, por eso le sorprendió ver la forma masiva en que otros connacionales salieron a manifestarse. “Mire el entusiasmo la gente en Cuba. Quieren libertad y llegó el momento. Son 62 años de una dictadura que ya no se puede sostener”, finalizó exiliado quien dijo que por medio de Messenger se convocó a la gente a reunirse en el supermercado Sedano’s de Orlando porque allí hay muchos hispanos y cubanos. Al poco tiempo cientos llegaron a manifestarse.

El martes más manifestantes se congregaron en las calles de Curry Ford Rd. y Semoran Blvd, donde por un momento la policía de Orlando tuvo que contener la euforia ya que los manifestantes trataron de cerrar la avenida Semoran Blvd., “Todos entendemos porque están aquí y nosotros apoyamos la causa, pero les pedimos por favor que no invadan la carretera principal y se mantengan en la acera o en el estacionamiento. Tenemos la presencia de la policía para que nada vaya a pasar”, dijo Orlando Rolón, jefe de la Policía de Orlando. En ese momento detuvieron a un manifestante y después de su llamado la gente se replegó al estacionamiento del supermercado y todo finalizó en calma. También hicieron un llamado a reunirse el sábado a las 12 pm en el parque Lake Eola, ubicado en el 512 East Washington Street en Orlando.