¿Por qué celebramos el 4 de julio?

Alguna vez te preguntaste ¿por qué celebramos el 4 de julio en Estados Unidos? La respuesta no es simple, pero aquí te guiamos paso por paso. 

Alguna vez te preguntaste ¿por qué celebramos el 4 de julio en Estados Unidos? La respuesta no es simple, pero aquí te guiamos paso por paso. 

Lo que todos(as) sabemos

Sí, miles de espectáculos aéreos, llenos de colores azul, rojo y blanco, fuegos artificiales, desfiles, música, gritos e independencia. Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué? ¿Cómo llegamos a ser libres y de quién nos liberamos? ¿Qué pasó exactamente el famoso 4 de julio en Estados Unidos

Para resolver esas pequeñas dudas, estamos aquí. Nosotros nos dimos la tarea de realizar una investigación para entender a fondo esta fecha tan importante, porque bien dicen por ahí “aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”… 

Para comenzar, es necesario resaltar lo siguiente: aunque señalan el 4 de julio de 1776 como el día en que surgió Estados Unidos, ese territorio que se independizó de los británicos estaba lejos de ser el país que conocemos ahora. 

El Reino Unido sólo era dueño de 13 colonias en la costa este del Norte del continente americano: Massachusetts, Nuevo Hampshire, Rhode Island, Connecticut, Nueva York, Pennsylvania, Nueva Jersey, Delaware, Maryland, Virginia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia. Durante todo el siglo XVIII, había un gobierno central a cargo de administrar propiedades en las colonias y beneficiar a la metrópoli. Fuera de esas condiciones, las 13 colonias tenían un alto grado de autonomía, incluso contaban con elecciones locales y en 1750 colaboraban entre sí para sembrar un sentido de identidad colectivo. Estas fueron las bases que desencadenaron la revolución y el movimiento de independencia años más tarde. 

El impacto de la guerra de los Siete Años

Para continuar es necesario que retrocedamos unos cuantos años atrás, por ahí de 1763, cuando finalizó la guerra de los Siete Años. En ese conflicto armado se involucraron casi todas las grandes potencias de la época, los dos principales rivales eran Francia y Gran Bretaña

El objetivo del conflicto era que la supremacía colonial reine en todo el mundo, por ello la guerra ocurrió en diversos frentes: Europa, Norteamérica, Centroamérica, África Occidental, India y Filipinas. Al firmar el Tratado de París, entre  Francia, España y Gran Bretaña, los franceses se vieron obligados a renunciar a las 13 colonias británicas que había en Norteamérica. 

Aunque se quedaron con las colonias, Gran Bretaña estaba en una situación bastante delicada, con un Tesoro prácticamente inservible porque estaba en bancarrota. 

Allí fue cuando decidieron imponer una serie de impuestos sobre su territorio en el Norte del continente americano, sobre el azúcar, el sello y el té. Estos sólo alimentaron la rebelión

Nadie representaba a las 13 colonias ante el Parlamento de Londres y muchos colonos consideraban injustos e ilegítimos los impuestos y leyes. De allí nació su famosa frase “Ningún impuesto sin representación”

Diversos grupos de oposición se organizaron, entre ellos el congreso de representantes, quienes en 1765 emitieron una declaración de derechos y agravios. Posteriormente, comenzaron los incidentes violentos y movilizaciones populares.

Aquellos actos de rebelión no resultaban gratificantes para Londres y respondieron mandando soldados a las colonias y promulgaron leyes de represión aún mayores, recortando las competencias de instituciones autónomas, además les dieron aún más poder a los funcionarios y militares británicos. 

Este proceso resultó en la unificación de los congresos provinciales de las colonias, formando el Primer Congreso Continental en Filadelfia, el 5 de septiembre de 1774. Asistieron 12 representantes de las colonias, exceptuando al de Georgia.

Después de un año, tuvieron su segundo congreso, donde más tarde ocurrió la Declaración de Independencia

No había posturas unánimes 

Cabe recalcar que ni los colonos ni los británicos sabían cómo llegar a un acuerdo en torno a sus diferencias, que iban creciendo poco a poco. 

En cuanto a las 13 colonias, había quienes querían mantener su vínculo con la metrópoli, a esas personas se les llamó loyalists, siempre fieles a la Corona Británica a pesar de las injusticias. Por el contrario, estaban los ‘patriotas’, quienes querían terminar toda relación con Londres e independizarse por completo. 

Luego estaban los británicos, algunos abogaban por reconciliarse con las 13 colonias y aquellos que defendían las imposiciones británicas a la fuerza. 

Hubo algunos intentos de negociar una solución pacífica al enfrentamiento, sin embargo el choque entre ambos era inevitable. Fue el 19 de abril de 1775 cuando inició la guerra de independencia.  

‘La era de las revoluciones’ 

Esta primera revolución del país inició “la era de las revoluciones de la edad contemporánea” y fue la primera en la lista de luchas independentistas. 

Es importante mencionar que las fuerzas británicas poseían mucho más poder que la de los colonos, quienes a pesar de varias batallas perdidas, jamás desistieron. 

Mientras transcurría el invierno de 1775-1776, los miembros del Congreso Continental de las 13 colonias no veían un avance en las opciones de reconciliación con sus oponentes, entonces llegaron a la conclusión de que la independencia era su única vía de acción. 

Era enero de 1776 cuando Thomas Paine, político y escritor inglés, considerado uno de los padres fundadores de EE.UU., publicó su famoso ensayo “Common Sense”, donde apoyaba la independencia de las 13 colonias. Su alta difusión fue de gran ayuda para los colonos y sus causas revolucionarias.. 

¿Cómo nace el 4 de julio?

El 7 de junio de 1776, Richard Henry Lee, abogado de Virginia, dio a conocer una moción ante la cámara para declarar la independencia. La mayoría estuvo de acuerdo, sin embargo, creían que algunas colonias todavía no estaban del todo listas. 

Después de ese suceso, crearon un comité para elaborar la declaración de independencia y esa enorme tarea se la dieron a Thomas Jefferson, quien años después se convirtió en el tercer presidente del país. 

Cuando Benjamin Franklin y John Adams revisaron el borrador de la declaración, eliminaron algunos pasajes algo contradictorios. 

Algunos de sus pasajes más conocidos son:  “todos los hombres son creados iguales” y “la vida, la libertad y la búsqueda de felicidad son derechos naturales e inalienables”

Dicho comité expuso la última versión ante el Congreso el 28 de junio de 1776 y finalmente, ganaron el voto para la independencia el 2 de julio

Pero… ¿Por qué entonces celebramos el 4 de julio? Pues bien, el documento final se imprimió hasta el 4 de julio y ese fue el día en que nació Estados Unidos. 

Podría interesarte: El mes del orgullo gay inició con una mujer negra, activista, LÍDER: Marsha P. Johnson