Riverside Preparatory Academy nuevo dueño de edificio de la desaparecida Asociación Borinqueña

Riverside Preparatory Academy es el nuevo dueño del edificio de la desaparecida Asociación Borinqueña

Dice que quiere trabajar con la comunidad para preservar los monumentos históricos del inmueble

Victoria C. Zinn abogada de la escuela Riverside Preparatory Academy y del vendedor del edificio de la ex Asociación Borinqueña dijo a La Prensa que quieren trabajar con la comunidad para preservar los monumentos históricos del inmueble, pero que no tienen un punto de contacto para comenzar esta preservación. También dijo que nadie le advirtió que ese edificio era patrimonio de la comunidad puertorriqueña.

Los trabajadores de una compañía de construcción llegaron temprano por la mañana del miércoles a seguir con la remoción de la garita del edificio de Acacia Network, organización con base en Nueva York que era el dueño de la propiedad y que concluyó cierre de contrato para la compra y la escuela empezará a operar en el próximo ciclo escolar.

“Una de las promesas que hicieron los directivos de Acacia cuando compraron el edificio fue que lo utilizaría para el beneficio de nuestra comunidad. Todos lo vimos en ese entonces como los grandes ‘salvadores de La Garita’ y nuestra herencia puertorriqueña. Aparentemente “el amor y el interés fueron al campo un dia…” ya que compraron el edificio en $1.2 millones aproximadamente y en un par de años lo está flipiando (vendiendo) por $2.9 millones”, dijo el líder comunitario Calos Guzmán.

El emblemático edificio con su icónica garita que representa a El Morro de San Juan en Puerto Rico, así como las fortalezas españolas construidas en otras islas hispanas del Caribe y América Latina, tenía una iglesia interesada en comprar, pero hasta ahora nadie de la Junta de Acacia ha querido revelar quién es el comprador.

Por otro lado, ha trascendido que el grupo Acacia Network, exdueño del edificio fue investigado en noviembre del año pasado por el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo y la procuradora general Letitia James por supuestamente proporcionar condiciones de vida peligrosas para inquilinos de un edificio que Acacia manejaba.

Muchos residentes de Orlando critican que Acacia Network no quiera mantener la única propiedad que tiene en Florida pues trascendió en reportes fiscales, que el Raúl Russi, presidente de esta organización obtuvo un salario de más de $3 millones entre el 2013 hasta el 2017; además Acacia ha recibido aproximadamente $1.17 mil millones en fondos de la ciudad de Nueva York desde 2010. También están molestos porque no hayan contratado a un agente de bienes raíces puertorriqueño para la venta del edificio, siendo que la mayoría de la población del área de Orlando es boricua.

Ante las imágenes los puertorriqueños se entristecieron. “Que pena. Mi corazón está triste. Era nuestro símbolo. El edificio lo compraron unos indios”, dijo Harry Pecunia retirado y benefactor de los indigentes.

“La romperán en pedazos destruirán la pintura del Morro de esquina a esquina, podrán hacer trizas el edificio, pero en nuestro corazón seguirá viva la Garita y su leyenda, el Castillo del Morro, nuestra esencia, nuestra historia estará viva por siempre y no hay quién la pueda destruir”, dijo la locutora Millie González.

“Tengo nostalgia. Tan buenas actividades y eventos que se efectuaron en la Asociación Borinqueña… Qué pena que ya no podamos tener más esa dicha”, señaló Elizabeth Navas De Santos.

La broker o agente de bienes raíces Mari Frances West de NAIRealvest dijo recientemente a La Prensa que la propiedad ya se había comprado, pero no reveló el nombre del comprador. Mientras en la oficina de tasador del Condado de Orange todavía aparece Acacia como dueño.

También te puede interesar: En venta edificio emblemático de la comunidad puertorriqueña

El edificio icónico de la comunidad puertorriqueña localizado en el este de Orlando obtuvo un comprador que no era boricua, así lo explicó en junio del 2020, Carlos Nazario, encargado de las operaciones de este inmueble que tiene una historia de grandes eventos donde la comunidad puertorriqueña e hispana resaltaron sus raíces culturales y aportaciones a Estados Unidos tal como la visita de Joseph Acaba del primer astronauta de ascendencia boricua.

De acuerdo con Nazario la venta del edificio fue decisión definitiva que se tuvo que tomar ante la falta de ganancias porque es “es muy difícil hacer negocios en Florida”. Además, la renta del edificio para hacer eventos sociales se complicó por la pandemia del Covid-19. Así que la junta directiva de Acacia Network decidió deshacerse del inmueble adquirido en el 2014 por $1 millón y que ahora está valorado en $3.5 millones.
Los propietarios originales que construyeron el edificio eran miembros de la desaparecida Asociación Borinqueña quienes con unidad y esfuerzo lograron construir el edificio e hicieron su sueño realidad el 26 de abril de 2003 cuando colocaron la primera piedra y el 12 de noviembre se instaló la garita como símbolo para la organización. El 12 de diciembre se inauguró la sede, seguido de dos días de festivales sociales y culturales.

El emblemático edificio de la garita está ubicado en el 1865 N Econlockhatchee Trail, en el este de Orlando. Nazario afirmó que las decisiones de Acacia son tomadas por la Junta de directores de la organización que se ostenta como un grupo sin fines de lucro. “Ellos decidieron utilizar una empresa americana, aunque el realtor es latino y también son los que deciden la compensación de otros miembros ejecutivos”, agregó.
El activista comunitario Jimmy Torres-Vélez quien quería “salvar el edificio” propuso varias propuestas. Al final se creó un grupo de trabajo que no llegó a ninguna solución para obtener los $3.5 millones que se necesitan para comprar el inmueble.

“Yo no soy el comprador”, afirmó Torres-Vélez y agregó. “Nuevamente vemos que por la falta de unidad, se perdió un edificio que se pudo convertir esto en un centro de usos múltiples de servicios a la comunidad”.

Mientras tanto el abogado puertorriqueño Anthony Suárez propuso una asociación legal con inversionistas ya que según, este edificio tiene potencial de lograr muchas ganancias “porque no hay nada igual así en Orlando”, aseguró el abogado boricua, pero él tampoco compró el edificio, ni concreto la asociación legal que quisiera comprar el edificio para la comunidad boricua.

Para contactar a Victoria Zinn llame al 368-256-9466.