Endometriosis: el enemigo silencioso

Endometriosis: el enemigo silencioso de las mujeres

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
image_pdfDescarga la nota

Endometriosis: el enemigo silencioso que afecta a 1 de cada 10 mujeres en edad fértil, genera dolor pélvico y problemas de infertilidad.

¿Qué es la endometriosis?

El pasado 14 de marzo se celebró el Día Mundial contra la Endometriosis

La enfermedad se produce cuando hay presencia de tejido del endometrio fuera del útero. Este tejido se engrosa, descompone y sangra con cada ciclo menstrual. 

Pero debido a que no tiene manera de salir del cuerpo, queda atrapado. 

La endometriosis puede formar quistes en los ovarios, llamados endometriomas. Pero también puede generar tejido cicatricial y adherencias que provoca que los órganos se peguen entre sí. 

Por lo que afecta de igual manera a las trompas de falopio, vejiga o intestinos.

También te puede interesar: Los buenos hábitos hacen a la persona saludable

La desinformación genera un diagnóstico tardío

La mayoría de las mujeres que la padecen, tardan entre 7 y 10 años en obtener un diagnóstico, debido a la falta de información y médicos especialistas.

Si bien con el tiempo, a las mujeres se nos ha indicado que los dolores menstruales son normales, la realidad es que estas molestias pueden ser indicios de esta enfermedad.

Síntomas de la endometriosis

  • Períodos dolorosos (dismenorrea).
  • Dolor en la parte baja de la espalda y en el abdomen.
  • Molestia al tener relaciones sexuales. 
  • Dolor al defecar o al orinar. Es más probable que tengas estos síntomas durante un período menstrual.
  • Sangrado excesivo.
  • Esterilidad. Algunas veces, la endometriosis se diagnostica primero en aquellas personas que buscan tratamiento para la infertilidad.
  • De igual forma se presenta fatiga, diarrea y estreñimiento.
  • Hinchazón o náuseas durante los períodos menstruales.

Hábitos que pueden ayudar a mitigar las molestias

Si bien esta es una enfermedad para la que todavía no hay cura, ni un tratamiento efectivo, quienes la padecen pueden ayudar a reducir la inflamación.

La clave es mantener una dieta saludable

Evitando azúcares, harinas, gluten, lácteos, alimentos procesados y carnes rojas

El ejercicio frecuente y prácticas como la meditación, también son grandes aliados.

Así que ya lo saben, una menstruación dolorosa no es normal, por lo que se recomienda buscar un ginecólogo especializado en esta enfermedad que pueda dar un diagnóstico certero.

Fuente: Clínica Mayo

Tambien te puede interesar

¡No te pierdas de ninguna noticia y suscríbete a nuestro newsletter!