La Prensa Florida

Noticias, videos y fotos trending en español de Orlando, Florida, Estados Unidos y el resto del mundo.

“Se han desconectado del pueblo”

Un grupo de residentes de Kissimmee salen a protestar por los altos precios en gasolina, vivienda y comida; dicen que los gobernantes están desconectados del pueblo y no atienden su sufrimiento
Un grupo de residentes de Kissimmee salen a protestar por los altos precios en gasolina, vivienda y comida; dicen que los gobernantes están desconectados del pueblo y no atienden su sufrimiento
Comparte en:

De acuerdo con Ferdinand Ruaño, asesor finaciero de la firma Lyon Bern, el mercado de crédito ha confirmando que estamos en recesión. Y el.pueblo ya la está sintiendo.

El economista reconocen que la inflación subyacente ha superado con creces las proyecciones de los expertos este año, aumentando la presión alcista de los precios más de lo esperado en los últimos seis meses.

Ante tal panorama, un grupo de residentes de Kissimmee se manifestaron porque dicen que los representantes elegidos para gobernar “se han desconectado del pueblo”, pues no son sensibles al sufrimiento de la gente que no puede pagar el precio alto de la renta de una casa, ni el aumento de la gasolina que ha drenado los bolsillos de las personas.

“Venimos con nuestros amigos y familiares porque tratamos de que los funcionarios sepan y se pongan creativos para buscar la forma de ayudar a las familias. Se están distrayendo con la guerra en Ucrania, el juicio a Donald Trump, demandas en la frontera, el asunto del aborto, pero nadie en el Congreso, el Senado y la Casa Blanca se está interesando en trabajar por el pueblo”, dijo Ray Cruz, residente de Kissimmee quien es el comunicador puertorriqueño que convocó a la manifestación el pasado fin de semana en el centro de Kissimmee, una ciudad con la mayoría de la población hispana.

Otros manifestantes pidieron que los políticos se pongan a trabajar en favor del pueblo y dijeron que la convocatoria a protestar surgió de manera espontánea ante la “gran carga económica” que tiene el pueblo por la inflación y los altos costos de productos.

“Mientras ellos [gobernantes] siguen viajando en sus aviones y en sus carros, el pueblo padece. Nuestro próximo movimiento es repetir esta protesta en Orlando, Tampa, y diferentes sitios para que la genta se pueda expresar”, aseguró Cruz.

Laura Figueroa es una empresaria que vive en la ciudad de St. Cloud y dijo que los gobernantes deben enterarse de lo que están padeciendo muchas personas que al igual que ella ya no les alcanza para pagar los servicios y las deudas.

Comentó que otras compañeras negociantes le han dicho que han optado por bajar la calidad de los productos en vez de subir los precios.

“Tengo un pequeño negocio de hacer bizcochos y las cosas se me hacen más dificiles para seguir funcionando. Tengo que subir los precios de mis productos, pero no me alcanza para pagar los costos en los servicios médicos. Mi esposo es veterano, pero cada vez que tenemos que ir a un hospital, aun con plan médico, las facturas que me llegan son de $1000 y de donde vamos a sacar si se el dinero se me está llendo en los costos del negocio”, manifestó Figueroa.

Se quejaron de que los senadores y representantes de la Florida solo responden cuando pasa algo en Colombia, Venezuela o Cuba, pero no se expresan de que la gente no tiene dinero, de que están perdiendo sus hogares y que muchas familias están viviendo en sus carros en los estacionamientos de los centros comerciales.

Así que los políticos están en aprietos sobre si deberían ofrecer un alivio de la inflación a corto plazo para los electores en apuros.

Algunos estados están promocionando cheques de “alivio de la inflación” para los residentes, lo que en realidad equivale a un estímulo fiscal, para ayudarlos a lidiar con el aumento de los precios.

California está ofreciendo cheques de hasta $1,050 a contribuyentes individuales, como parte de un paquete de alivio de $17 mil millones firmado la semana pasada, con más dinero para aquellos con ingresos más bajos.

Lugares como Colorado, Indiana, Maine y Delaware están ofreciendo programas similares y más pequeños, en su mayoría estructurados en torno a devoluciones de impuestos y promulgados por líderes demócratas y republicanos.

Mientran tanto en Florida, los manifestantes dijeron que la gente ha llegado al punto extremo de decidir entre echar gasolina para ir a trabajar o comer.

“Y eso no debe pasar en el país más rico del mundo. Basta con ir a los moteles de Kissimmee para ver a familias enteras con niños viviendo en cuartos porque no pueden pagar una renta. Hacemos un llamado a nuestros políticos electos para que luchen por el pueblo”, agregó el manifestante.

Jackie Espinosa, candidata a comisionada del condado de Osceola dijo que se deben sacar de sus puestos a aquellas gobernantes que no trabajan para el pueblo.

“Han perdido la visión porque no tienen contacto con la comunidad”, dijo la empresaria.

Mientras unas 30 personas se manifestantaban en la esquina de Broadway Ave., en el centro de Kissimmee, portaban pancartas con peticiones como “Abran el tubo y dame más gasolina”, “Atiendan al pueblo”, “Mi salario se va en gasolina”, pasaban los conductores tocando bocina en señal de solidaridad.

El tema principal de la protesta fue señalar “la desconexión que los funcionarios electos tienen con el pueblo”.

“Estamos protestando porque ya no podemos más. El salario completo se va en gasolina, en los comestibles, las familias estamos estranguladas y algo hay que hacer. Necesitamos que toda esa gente que hemos elegido, independientemente del partido político a que pertenecen, que por favor hagan algo por el pueblo. Las rentas están imposible de pagar”, dijo Cristina Cruz, “La Capitana” de Generación News.

“El mensaje es bien sencillo: Basta ya. En vez de estar enviando dinero a Ucrania, primero debemos recoger nuestra casa para ordenar las cosas que están aquí en Estados Unidos. Ya no se puede más. El mesaje es claro: necesitamos ayuda”, agregó la comunicadora.

Rodney Áviles vive en St. Cloud, es vendedor y tiene que estar en la calle visitando clientes.

“Antes llenaba el tanque con $45 ahora con $90 y estoy gastando $300 a la semana en gasolina cuando antes solo gastaba $100. A veces he tenido que trabajar desde la casa, en la computadora porque no me da. Ya tengo dos trabajos y mi esposa que no trabajaba tuvo que empezar a trabajar”, se expresó el manifestante.

Para ayudar a aliviar la inflación, se espera que el presidente Joe Biden posiblemente anuncie aranceles más bajos sobre ciertos productos chinos, incluida la ropa y los útiles escolares, tan pronto como esta semana.

Sin embargo, a algunos expertos les preocupa que la medida no ayude en nada para resolver los problemas de la cadena de suministro nacional que aumentan los costos.

La decisión “probablemente no moverá las cosas dramáticamente en la inflación”, dijo el analista Ruaño, aunque dice que Walmart, Target y otras cadenas comerciales comenzarán descuentos “agresivos”, pero no es por su buena voluntad, sino porque adquirieron mucho inventario que deben vender para no tener pérdidas.

Otro punto clave de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) para reducir de la inflación son las subidas de interés, pero está medida ha hundido las acciones sumando más factores para la recesión. Además la guerra en curso en Ucrania, sugieren que su efecto negativo en la economía podrían durar más tiempo.

Pero la FED no tienen ningún control sobre las complicaciones que se experimentan en las cadenas de suministro que generan escasez y precios más altos.

“La FED está tratando de controlar el área de demanda de suministros, empleo y vivienda, en eso tiene control. En lo que no tiene control es en el costo del petróleo. Además hay elecciones de medio término donde la gente va a corregir a los gobernantes que no han hecho nada por aliviar el bolsillo de sus electores”, finalizó Ruaño.

También te puede interesar: Economía en aumento, emprende un negocio en Florida